La deriva colectiva

.

“Muestra por azar o deriva” es el nombre de la exposición colectiva que fue planeada de una manera particular: un artista invitó a otro y así la cadena siguió. La inauguración tuvo lugar el viernes 20 de julio en el Centro de Constructores y Anexos y permanecerá durante un mes.

Entre copas de vino, saladitos y el barullo agradable que ambientaba la sala; COMUNA converso con Cristian Dalgaard, coordinador de la Sala de Arte del lugar y curador de la muestra, y con Eduardo Minardi, artista participante y “el iniciador de la idea”, como él mismo se denominó.

¿Cómo surge la idea de esta exposición en conjunto?

E. M: Digamos que la idea original parte de la base de que para armar cualquier muestra de arte uno tiene que tener una situación de poder para elegir los artistas, una situación de privilegio por ende; y disfrutar de esa idea de elegir estéticas, personas y trayectorias, no es lo mismo elegir a un artista que recién comienza su carrera a uno consolidado. Cuestionando esa idea, para armar una colectiva pensé que la mejor manera era iniciarlo de tal modo en que cada uno fuera partícipe del desarrollo del contenido final de la muestra. Eligiendo el primer artista, que a su vez iniciaba la cadena de invitaciones, siempre de a un artista; la situación era incontrolable, es decir que nadie sabía qué tipo de muestra iba a terminar resultando. En ese sentido entra la voluntad de riesgo que tiene Cristian de haber aceptado una muestra tan azarosa.

Entonces si la invitación fue en cadena, a muchos de los artistas no los conocen, no conocen su formación…

C. D: Nada, absolutamente nada; no hubo control sobre eso. Lo que te puedo decir es que la idea de Eduardo me pareció muy inteligente de entrada, pero que llevaba mucho riesgo de curaduría; yo represento a la sala, pero esto es una institución. La pensé un poco y dije “bueno, vamos para adelante”, porque la idea era buena y entonces la muestra había que hacerla. Y estamos contentos porque creo que salió muy bien.

.

.

¿Suelen hacerse este tipo de exposiciones en la ciudad?

C. D: Está como habilitado el hecho de exponer: “hacé vos, colgá”, pero no hay tradición de ideas así, curatoriales de verdad, buscando otra cosa, una lectura distinta. Y está bueno instalar eso.

¿Cómo pueden describir el proceso de selección?

E. M: Es una apertura a nuevas estéticas ¿en qué sentido? El hecho de que Cristian y yo nos hayamos encontrado con artistas que no conocíamos, de los cuales a esta hora de la noche aun no conocemos, ni sabemos cual es su origen ni su formación, ni nada. Lo que tenemos es una obra y un nombre. También tiene un lado placentero por que para todo artista  es interesante y grato descubrir una obra buena nueva de un artista que uno no sabía que existía. A la vezse comparten en una misma sala obras de distintas generaciones de artistas que vienen de períodos artísticos diferentes y con obras que están mutando permanentemente. Ese criterio de mutación también está en el mismo tipo de selección. Esto quiere decir que si yo en vez de invitar  a un artista “x” invito a un “y”, el desarrollo final de la muestra es diferente. Cambia la ecuación completamente. En ese riesgo también está la obra del artista, nosotros también cuando trabajamos mutamos la obra por decisiones “x”. Nosotros conversando nos encontramos con que nuestra obra no tiene relación con la que fue hace tiempo. La muestra se transforma en una obra colectiva y no solo en una colectiva casual. Esta obra esconde todas las otras posibles muestras que no fueron.

¿Cuáles son los resultados obtenidos?

E. M: Yo me encontré primero con el resultado sorprendente del procedimiento: encontrar que uno tiene relación con “tal” persona, pero que sus obras no tienen relación y que el conjunto se armó sin que nadie lo controle. Por esta vez la muestra no fue controlada por nadie.

¿Cuál es la respuesta por parte de la gente que vino a ver la obra hasta el momento?

E. M: La gente se sorprendió. Resultó un conjunto que de tan heterogéneo terminó siendo agradable.

C. D: Yo estuve corriendo por otros lados, resolviendo otras cuestiones (risas). Tuve algunas devoluciones de artistas que están colgando y están contentísimos con la lectura general.

¿Hasta cuando se extiende la muestra?

C. D: Dura un mes aproximadamente, hasta el 22 de agosto.

.

.

Más allá de ver obras interesantes y descubrir piezas que gusten o no, lo que resulta destacable en este encuentro es la intención de los promotores de la idea: hacer conocer a los artistas a través de sus obras. Algo que parece una obviedad, pero que ciertamente no lo es, ya que algunos autores pueden exponer gracias a los contactos que tienen en su agenda, sin importar demasiado la calidad, dedicación u originalidad de su trabajo. Así, consecuencia del azar o la deriva y a prueba de ciertos riesgos, varios artistas de la ciudad se hacen presentes mediante la exposición de sus creaciones, logrando conjuntamente transformar la muestra en una sola obra, una obra colectiva.

.

Violeta Porro

About these ads

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s