Qué se dice y qué no, post temporal

:::

De cómo La Nación y Página 12 tratan la noticia de lo que dejó la tormenta en el conurbano.

…::

Link a la nota de LA NACIÓN:

La doble ausencia del Estado

Link a la nota de PÁGINA 12:

“Un desastre como este no lo vi jamás”

::::::::

LA NACION- De tendencia tradicionalmente conservadora, ha sido históricamente vía de expresión de sectores afines ala Iglesia Católica, a las Fuerzas Armadas y a los grandes productores agropecuarios de la Argentina. Sin embargo, por sus columnas y notas de opinión han pasado personalidades de diversas vertientes ideológicas.

El título de La Nación describe como desastrosa la ausencia del Estado. Marca la existencia de una responsabilidad política aunque no menciona el hecho en sí y el desastre que fueron los 17 muertos y la gente que quedó sin lo poco que tenía: un techo de chapas, paredes endebles, luz y agua.

La Nación utiliza, en gran parte de su nota, argumentos robados a la izquierda para poder hacer su infaltable crítica al gobierno. Ellos son: responsabilizar al gobierno por la pobreza coyuntural y estructural en la que se encuentran gran parte de los sectores no sólo de la provincia de Buenos Aires, sino del país entero; aceptar que existen diferencias de clases; afirmar que quienes murieron y sufrieron fuertemente el temporal del miércoles a la noche lo hicieron por su condición de pobres; amonestar al gobierno por el hecho de haber tomado sólo dos decisiones concretas: apelar al sentimentalismo remarcando su mero intento de “ayuda” psicológica a los damnificados y saturar de gendarmería las calles.

Para La Nación el Estado es idéntico al gobierno nacional. La ausencia del primero implica la ausencia del segundo. En una lectura rápida, el multimedio genera la sensación de reclamar por los intereses de los sectores más vulnerables. Esto queda en evidencia cuando al historizar nos topamos con titulares anteriores del tipo: “Poca vigilancia en autopistas urbanas”. Parece demostrarse aquí que cualquier noticia y/ ó argumento son oportunos para remarcar la crítica hacia sus oponentes políticos de turno.

Los párrafos siguientes ya no sorprenden, al describir los piquetes como armas de protesta actualmente inútiles y causantes de la delincuencia en medio de la oscuridad por la que tuvo que desviarse la iluminada clase media, el olor a humo de gomas quemadas que invadió los sectores bien perfumados, y la trillada recurrencia al miedo que sólo padece esta clase media.

PÁGINA 12 – De tendencia tradicionalmente crítica y uno de los medios que ha instalado un nuevo modo de hacer periodismo. Es actualmente el diario oficialista por excelencia. Uno de sus dueños es el kirchnerista Rudy Ulloa.

El titular de Página 12 hace alusión a la desastrosa condición climática. Es allí donde centran la responsabilidad: la naturaleza y no los hechos llevados a cabo por los seres humanos, son culpables del desastre que terminó con la vida de 17 pobres. Evita marcar la culpabilidad política como lo central de la nota, mediante la enunciación de su título.

Página 12 expone, como argumento más fuerte y haciendo hincapié en su titular, lo grave e imprevisto que resulta un tornado en nuestro país; apelando a lo desafortunado del hecho. La responsabilidad política sólo existe en cuanto se habla del jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Es de conocimiento público la disputa entre el kirchnerismo y el sector conservador que se les opone.

Página 12 remarca la intervención de los funcionarios del gobierno nacional mencionando tanto los dichos como los “hechos”. Sin ir más lejos, su titular sobresalta la catástrofe natural, en la voz de Julio De Vido; remarcando que no hay falta de iniciativa sino un desastre de dimensiones incontrolables, incluso manejado por el político más hábil. Página 12 dedica la mayor parte de las líneas de la nota a las palabras de De Vido, Alicia Kirchner, Sergio Berni, Lucas Ghi, etc., para hacer notar la presencia del gobierno nacional y la ausencia del gobierno de la ciudad, de quien no escatima en mencionar que estaba vacacionando en el exterior.

El claro intento de Página 12 por mostrar el accionar de los funcionarios del gobierno de la nación para paliar la situación, llevó al medio desde sobrevalorar una declaración de emergencia de la Cámarade Diputados  hasta publicitar créditos hipotecarios del Banco Provincia; inalcanzables para quienes antes de perder todo, ya no tenían nada.

…… ……

Las coincidencias también fueron varias: Ambos utilizan la situación de pobreza en la que se encuentran las familias afectadas, para traficar las disputas políticas internas. Ambos medios remarcan la ausencia de la oposición, en los nombres de Mauricio Macri, Carolina Stanley y Horacio Rodríguez Larreta. Ninguno parece estar a la altura de las circunstancias, al demostrar su nula preocupación por los muertos y por aquellos que quedaron aquí pero sin techo, luz ni agua. Ninguno hace mención de la represión con balas de goma efectivizada por la policía hacia quienes se manifestaban en reclamo de soluciones.

La manipulación de la información se evidencia cuando travisten cínicamente sus discursos: La Nación-un fiel exponente del conservadurismo- habla de lucha de clases y pobreza y Página 12 -oficialista y de tendencia progresista- jamás  menciona a las clases sociales afectadas, dando un discurso lavado que pone el eje en el desastre natural.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s