¿Y la Ley de medios?

Luego de la venta de dos grandes medios como C5n y Radio 10, los grandes multimedios nacionales se dedicaron a comentarlo sin profundizar en el análisis, describiendo el hecho como una simple transacción.

Link a la nota: “C5n y Radio 10 cambiaron de mano”

El titular elegido por el diario oficialista más leído, lejos de la postura crítica que se adjudica, resalta por la ausencia de nombres propios.  Parece que lo importante es que C5N y Radio 10 cambiaron de dueño, no a qué nuevas manos van a parar. Si bien en el copete se  menciona a ambos empresarios, no se da información en toda la nota en lo que respecta a su relación con el gobierno. Hacia el final se afirma ligeramente que López es “un empresario cercano al kirchnerismo”. El periódico al hablar de cercanía parece querer minimizar  y encubrir la relación política entre el empresario y el gobierno, negando que los medios estén pasando a manos del oficialismo. Sobre Hadad no hace mención alguna.

Página 12 enumera todos los medios que pasan a ser propiedad de López y aquellos que ya eran de su propiedad. Es notable que en ningún momento se aluda a la acumulación de medios de comunicación, tan denunciada por el propio multimedio y por el gobierno en los últimos años. La única mención a la Ley de Medios indica que los “actos legales” que ésta requiere serán cumplidos, sin explayarse al respecto.

 Link a la nota: “Daniel Hadad vendió C5N y todas sus radios a Cristóbal López”

La Nación fue el único periódico que eligió resaltar en su titular los nombres de ambos empresarios. Además de repetir lo expuesto por los otros medios, es el único de ellos en utilizar datos numéricos -40 millones de dólares en la venta; 240 millones de dólares en facturación global de la empresa-. También hace referencia al compromiso de López de mantener “la estabilidad de todo el personal y de periodistas y conductores de alto perfil”.

Son dos los datos importantes que La Nación agrega en comparación a lo publicado en Página 12. En primer lugar, las declaraciones de Hadad con respecto a su ruptura con el Gobierno Nacional que, según dice, no se relaciona con esta venta. No obstante, luego de citarlo, la nota remarca que la relación del empresario Hadad con el gobierno, mantenida desde el primer mandato de Kirchner hasta el primero de Cristina Fernández, ya se encontraba totalmente desgastada. Finalmente, el multimedio concede un apartado especial donde desarrolla el contenido de una “cláusula clave” que implica la imposibilidad de Hadad para volver a adquirir medios de comunicación hasta el final del actual mandato presidencial en 2015.

En primer lugar, subrayamos que la nota de Página 12 es la simple mención de un hecho, en este caso, el “cambio de mano” de los medios. Se muestra a López como “cercano” al gobierno, mientras que La Nación sí lo cataloga como kirchnerista. Sin embargo, ambos omiten la relación más que estrecha entre López y la familia Kirchner, gracias a la cual el empresario se benefició en negociados que incluyen sectores como el inmobiliario, el bancario y el casinero. Lo cual no sólo fue favorable para López, sino que a su vez le dio un fuerte apoyo financiero al gobierno; en el momento clave en que éste rompía relaciones con varios grupos bancarios.

Otro dato que menciona La Nación es la cláusula que impediría a Hadad adquirir medios radiales y televisivos hasta finales de 2015, fecha en la que terminaría el mandato de Cristina.  Esto llama la atención; los negocios (o negociados) entre las partes dejan cuestiones sin responder, como la prohibición de una de las partes a adquirir nuevos medios. Es sabido que Hadad ya no es partidario del gobierno, y por lo tanto esta prohibición sería una anticipada censura a la oposición en vista a las próximas elecciones.

Cabe destacar que tanto en la nota de Página 12 como en la de La Nación la gran ausente es la Ley de Medios. Si bien se la nombra como un mero trámite burocrático por el que debe pasar la venta de estos multimedios, no se mencionan las connotaciones políticas de la transacción. Es decir, si la ley no permite la acumulación de medios de comunicación ¿por qué se sigue permitiendo la compra y venta en bloque de multimedios que permiten formar nuevos monopolios? ¿Sólo es una corporación monopólica aquella que no está en manos del oficialismo?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s