“Tenemos que comer lo que el gobierno quiere”

En el día de ayer organizaciones sociales y estudiantiles, realizaron una actividad en reclamo por el alto índice de inflación que golpea los bolsillos de los sectores populares. La misma consistió en una volanteada en la puerta de tres supermercados de la ciudad correspondientes a las firmas Toledo y Carrefour.

Los carteles de los manifestantes mostraban la clara diferencia entre los números reales de los alimentos y los publicados por el INDEC. En líneas generales la recepción de la gente ante la iniciativa de los activistas fue buena.

En diálogo con COMUNA, Gabriel del MTR nos contó cuáles eran los fines de dicha propuesta: difundir y generar conciencia en los consumidores.

 

¿Cómo surge ésta idea?

La idea surge a principios de año desde Votamos Luchar. Nos habíamos planteado tener una propuesta con respecto al proceso de ajuste que consideramos que se iba a venir. Es entonces cuando nos proponemos realizar distintas actividades a lo largo del año tanto sea propaganda, pintadas y radio abierta denunciando la situación de inflación: insostenible para el pueblo trabajador.

¿Cuáles son los objetivos?

Son de denuncia. Esperamos despertar un poco más la conciencia de la gente con estas acciones, movilizar un poco más. Es por eso que nos encontramos en las puertas de estos supermercados denunciando toda esta política.

¿Cuál es la respuesta de la gente?

Cuando es una cuestión de bolsillo es algo muy sufrido por todos. El problema es que tanto con los precios de los alimentos o los aumentos de los servicios, el inconveniente que tenemos las organizaciones es lograr que ese descontento se traduzca en compromiso. Hay simpatía pero no hemos podido romper con los prejuicios y con la falta de movilización del pueblo.

¿Qué otros actores están formando parte?

Las organizaciones que conforman Votamos Luchar. Este es un plan de lucha permanente que nos veníamos debiendo desde principios de año. Seguramente continuaremos con esta iniciativa y trataremos de tener algunas más creativas, para impresionar un poco más.

¿Cómo repercute en los barrios el aumento de precios, principalmente de los alimentos?

 Lamentablemente es terrible. Si los sectores pudientes se quejan, imaginate los que están detrás. Las escuelas, los comedores y organizaciones sociales que están en los barrios; no tendrían por qué participar en la distribución de alimentos si la situación de los trabajadores fuera otra. Tenemos que comer lo que el gobierno quiere y tenemos que vivir de lo que el gobierno quiere.

Queda claro que los altos precios de los alimentos, si bien repercuten en todos los sectores sociales, son los pobres  quienes lo sufren implacablemente . Los números intervenidos del INDEC no pueden ocultar la realidad. Vivir o comer no deberían ser opciones en la Argentina del ‘progreso’. Vivir y comer deberían ser políticas de Estado.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s