“A los cirujas, a los negros de la quema, Pulti no nos quiere”

Tras la sanción de la nueva ordenanza de separación de residuos no se hizo esperar la criminalización de los pobres, en este caso los cartoneros, por parte del Municipio y los medios de comunicación locales. Desde COMUNA realizamos una entrevista a uno de ellos para dar a conocer su situación.

¿Podrías contarnos cómo cambió tu trabajo con la nueva medida del gobierno municipal respecto a la separación de la basura?

 A mí me cambió bastante, me cambió un 100% porque yo laburaba en el predio. Con el sistema este Pulti quiere sacar a la gente e hizo este invento de las bolsas verdes para que los que andan cirujeando en la calle puedan levantar la bolsa verde y al predio –el basural- no llegue nada para reciclar: ni cartón, ni plástico, ni vidrio, nada. Y a mí no me queda otra que salir de nuevo a la calle. Y acá laburando en la calle tuve suerte y levanté, pero sí, cambió un 100%. Ahora estoy en la calle porque al predio no llega nada. Es muy poco lo que llega al predio. Además con la gente que somos -como alrededor de 450 personas- ahora se están largando todos a la calle. Vos vas ahora al predio y tenés 200 personas, y 200 personas tenés en la calle caminando con carritos para juntar las bolsas verdes para juntar una moneda, eso es lo que pasa ahora.

¿Las bolsas verdes las llevan a ese predio nuevo, no? ¿Sabés si ya está funcionando?

 No, todavía no está. Es un curro eso de la planta nueva que hicieron. Es un curro en el que estuvo Pulti metido en el medio y metió plata ahí al pedo. Porque hay ahí laburando 30 personas y en el basural están laburando 450. Ahí te podés dar cuenta qué diferencia de gente hay. Lo que pasa es que ahí en el predio te hacés una moneda y en la planta vas a laburar por chauchas.  No sirve eso y se aprovechan ¿Entendés?

¿A qué te referís con el curro de Pulti?

Lo que pasa es que es un curro porque había división de plata que agarró Pulti ¿Entendés? De alguna forma a la gente del basurero no la quiere, a los cirujas, a los negros de la quema no nos quiere.  Hizo hacer esta planta ahí para sacar a la gente del predio. Así, viste, el día de mañana dice ‘no los quiero más’ y chau. Y está mandando a esta poca mugre para que la misma gente se dé cuenta y se vaya. Lo que pasa es que nosotros a veces nos ponemos firmes y vamos a laburar igual para que se dé cuenta que no nos tiramos atrás. Siempre nosotros hacemos piquetes, cortamos y todo eso y bueno… nos mandan intermediarios y éstos no dan solución. Sigue igual que antes, no dan bolilla.

¿En qué situación están ahora? ¿Hay diálogo con el Municipio?

Ahora estamos esperando qué solución nos da Pulti porque supuestamente a nosotros nos va a dar un buen playón y lo que nos dio es un lugar de cuatro por cuatro que no nos sirve. Y nos está llegando de a puchitos de mugre, no llega un montón como antes. A la planta la llevan los camiones de la 9 de Julio y de la planta trabajan los camiones dela Municipalidad llevando de a medio camión al basural, y para 250 personas no rinde, no le rinde a nadie.


¿Qué hay debajo de la basura? Lo que dicen y callan los medios.

Tanto El Atlántico como La Capital se refirieron a los “robos organizados” de basura reciclable.  No sólo ambos utilizaron la misma foto y las mismas citas de los entrevistados, sino que se muestran como voceros oficiales del Municipio. No sorprende a nadie que los dos medios no tengan posturas críticas a las posiciones del gobierno, pero sí que ambos publiquen el parte oficial como si fueran mecanismos estatales de difusión. Un claro ejemplo de aquella frase que reza: “Los dos son la misma mierda”.

Las coincidencias se dan en lo que dicen, también en lo que callan . Afirman que distintas “organizaciones delictivas” están realizando robos masivos de residuos reciclables, pero callan sobre la situación de cientos de cartoneros que quedaron sin trabajo con la puesta en marcha de esta ordenanza. Afirman que la nueva Planta es el lugar al que deben ir los residuos, pero omiten decir que ahí trabajan unos pocos empleados municipales, mientras que en el basural hay cientos de personas que ya no pueden subsistir ni con la basura de toda la ciudad. Afirman que los “oportunistas” que recolectan basura en camioneta serán “combatidos”, pero no cuestionan que, a partir de una ordenanza, la basura sea “propiedad municipal” –como expuso Manuel Regidor, titular del Enosur.

Al parecer el negocio que se encuentra debajo de la basura es muy redituable. O por lo menos eso es lo que permite entrever el Estado, ya que utiliza gran parte de su aparato para perseguir a los trabajadores que no les queda más alternativa que recolectar basura para vivir: la policía; las direcciones de Tránsito, de Inspección General y de Higiene Urbana; y los medios de comunicación, responsables de legitimar que el Estado “actúe en consecuencia” –como afirmó que harán el comisario general Abel Maggi- .

Siendo Mar del Plata la ciudad con el mayor índice de desocupación del país, el Municipio se preocupa por perseguir y criminalizar a los sectores más empobrecidos de la sociedad. Parece que un cartonero puede seguir revolviendo basura, siempre y cuando  no deje de ser pobre ni intervenga en los nuevos negocios de quienes nos gobiernan. Por su parte, La capital y El Atlántico hacen su trabajo: mantener a la opinión pública lejos de la realidad.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s