“Esta mierda es Pez”

.

Viernes 15 de Junio 2012, Liverpool Bar, Mar del Plata

.

Luego de 19 años de existencia, 15 discos editados y diferentes formaciones, Pez nos tiene acostumbrados a recitales muy enérgicos que no pecan de repetitivos. El viernes 15 no fue la excepción.

El pasado fin de semana fue atípico, contamos con las visitas de Horcas, Eruca Sativa, Willy Crook y la vuelta de Pez a Mar del Plata para tocar junto con los locales Luzparís en Liverpool Bar. La presencia de la banda encabezada por Ariel Minimal resulta un evento esperado por un gran número de marplatenses y viene bien, muy bien, para apalear un poco este frío del orto. Y es que en esta ciudad siempre estamos a la expectativa de que las bandas porteñas se tomen la molestia de atravesar400 km. para traernos algo de su movida rockera. Para los que nos gusta ver bandas, sabemos que los recitales de Pez son una cita que siempre llega a tiempo.

Si hay algo característico de los recitales de rock es la impuntualidad. La llegada del público depende de los cálculos que cada uno pueda hacer. Si el recital está anunciado a las 22 hay que considerar ciertas variables: qué día de la semana es, la cantidad de bandas que van a tocar y su duración, la comida, algo para tomar, el baño, el porro. Uno, teniendo en cuenta estas consideraciones, puede llegar a predecir si el tiempo de retraso será de entre 1 y 5 horas. Muchos recordamos al viejo Charly -flaco y drogón, no lo que quedó después de Palito- haciendo esperar durante 4 horas a su público más de una vez. A esto se le suma hoy otra variable: las restricciones de horarios que se imponen para la noche, el ridículo límite de las 21 hs. para comprar alcohol y el aún más absurdo horario de cierre de bares a las 4 de la mañana.

El recital dio inicio con la presentación de Luzparís una hora más tarde de lo anunciado, aún así dejó a muchos sin poder verlos. Los ya reconocidos marplanautas, quienes cuentan con más de diez años de trayectoria, se hicieron presentes con un sonido limpio, prolijo y contundente. No hay duda de que cuentan con la capacidad de adaptarse a los diferentes lugares en los que se pueden presentar, ya sea al aire libre o en recintos cerrados. Y como bien saben hacerlo nos llevaron en trance por su Tierra de conejos. También, nos dieron el gusto de escuchar un tema nuevo en el que retoman el uso de voces, pero siguiendo la línea del último disco. Hay que agregar a esto el debut de su nuevo bajista Matías Arano, quien se acopló sin problemas al resto de la banda.

En el interín entre ambas bandas, como es costumbre ya, la gente aprovechó para salir a fumar eso que ayuda a desatar la mente de todas nuestras preocupaciones, al menos por un rato. Sin embargo, no fueron muchos los valientes que se atrevieron al frío que azota estas costas. Mientras tanto, los músicos y técnicos de Pez armaban escenario y hacían una improvisada y apurada prueba de sonido. Para cuando todo estaba preparado, la gente ya se había acomodado. Lo que parecía un lugar abarrotado no era más que una aglomeración frente al escenario. Camino al baño, ya no eran tantos. Debemos recordar que Pez se mueve como una banda independiente, sin contar con una gran difusión en los medios principales. Sin embargo se ha convertido en una banda de culto.

.

.

El recital empezó a las 00:46 con Fuerza, algo que nunca le falta a esta banda. Su repertorio fue saltando de disco en disco, recordando canciones clásicas como Tan marcado ya y ¿Rindiéndole cuentas a quién?, del gran disco Quemado, y la festejada Bettie al desierto, del otoñal Hoy. Las presentaciones en vivo son el fuerte de estos porteños, y la energía de sus cuatro integrantes se hace notar. Es difícil encajar la música de Pez en un estilo particular. Los géneros que atraviesan su búsqueda musical no conocen fronteras y parecieran no seguir ningún tipo de modas. Así, en su discografía podemos encontrar canciones fuertes, con reminiscencias punk-rock, texturas setentosas, climas ambientales más cercanos al pop; todos adornados por una psicodelia al mejor estilo flower power. Con el tiempo han sabido construir un sonido propio capaz de destacarse por encima de toda la oferta musical del país.

Rápidamente la efusividad de Minimal se expandió por todo el lugar, aunque un amargo -o muy drogado- público marplatense no supo dar respuesta a su avasalladora presencia. Ante la pregunta de “¿quiénes vienen a vernos por primera vez?” unas pocas manos se alzaron en respuesta, lo que dio lugar a la declaración “para los que vienen por primera vez: esta mierda es Pez”. No faltaron, como de costumbre, los gritos y cargadas a Minimal. Un claro “dale, Krusty!” se escuchó entre el público y dio lugar al humor negro sobre el caso Wanda Taddei. El resto de la banda, conformada por Fósforo en bajo, Pepo en teclados y Franco en batería, estuvo simplemente increíble. Sin embargo, su presencia fue opacada por la excentricidad de su cantante, quien se dio el gusto de hacer un striptease para las pocas chicas presentes, exhibiendo sus bizarros tatuajes. Estos pequeños rituales que se van dando a lo largo de sus shows se han convertido en algo tan importante como sus canciones. Los actos, siempre espontáneos, y la constante interacción con el público son un factor más por el cual este cuarteto cae tan simpático en vivo.

.

.

No es casualidad que Pez brinde recitales tan intensos. Su concepción de la música, como ellos mismos han declarado en varias entrevistas, da a entender que en la actualidad se debe priorizar la música en sí misma y no como una mercancía. Para ellos el disco ha quedado relegado a un segundo plano y son las presentaciones en vivo las que hacen circular el nombre de esta banda. La influencia del uso de Internet para descargar discos ha cambiado la forma de escuchar música y, por lo tanto, consumirla. Es por eso que ellos mismos ofrecen descargar sus discos gratuitamente.

Lo que queda después de un recital de Pez es la sensación de querer un poco más de esta mierda que nos sienta tan bien. Una mierda adictiva que nos agita para darnos un poco de calor en este puto invierno. Esperemos que no tarde en llegar una nueva dosis.

Por Dr. Zoidberg y Fiesta Negra

.

EXTRA:

.

Para descargar música de Pez: http://www.pezapesta.com.ar/audio.htm

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s