Una vez mas, la mano dura en la provincia

.

Los rumores de un medio aguinaldo en cuotas se hicieron realidad en la última semana. En diciembre del año pasado, durante la prolongada fiesta por el triunfo electoral, las predicciones sobre el índice inflacionario fueron erróneas. El 13% de aumento del presupuesto pedido por la provincia de Buenos Aires a fines del 2011 resulta, 6 meses después, una cifra ficticia. Ni en el marco de la crisis económica del 2001 hubo intentos de desdoblar el aguinaldo. Parece que nadie quiere dar la respuesta de por qué la provincia más importante del país no puede afrontar la responsabilidad del pago a los trabajadores estatales.

Tras las palabras del gobernador Daniel Scioli, no tardaron en llegar las noticias en los medios más grandes del país. La primicia fue abordada con perspectivas sustancialmente opuestas por La Nación y Página/12. La primera línea de cada una de ellas lo muestra de manera clara. La volanta de La Nación propone como tema central la interna del PJ bonaerense, mientras que Página/12 pone el acento en el desdoblamiento del aguinaldo. No hay mucho que analizar respecto a las intenciones de ambos: lo que en un diario se oculta en el otro se dice. El primero plantea una disputa entre Nación y Provincia, sin hacer mención al conflicto salarial; el segundo da primera plana al conflicto salarial, anulando la existencia de la interna política.

.

.

Los titulares elegidos acentúan las respectivas posiciones. La cita de Scioli elegida por Página/12 para titular la nota resulta sugerente. Insinúa que el gobernador intentará evitar acudir a la Ley de Emergencia Económica para garantizar el pago completo de los aguinaldos. Radicalmente opuesto, La Nación titula “El gobierno le baja el pulgar a la ley de emergencia económica propuesta por Scioli”. Al parecer, para este medio Scioli no es gobierno y el único digno de ser llamado así es el nacional. No sólo las interpretaciones son diferentes sino también los hechos que narran. Mientras Página plantea una posible acción, La Nación asume la respuesta a una acción ya consumada.

Ambas notas son un compilado de declaraciones. La diferencia horaria entre las notas de los dos multimedios –Página/12 publica a las 9:54 y La Nación a las 20:35 hs- explica la ausencia de las declaraciones de Florencio Randazzo en la noticia del medio oficialista, declaraciones centrales en la nota de La Nación. Este último espera la respuesta del Gobierno Nacional hasta horas de la tarde con el fin de poder titular a piacere.

.

.

La famosa “visión crítica” de Página en este caso resulta inexistente. Parece que para el multimedio, el Gobierno Nacional está fuera de este conflicto y por ende no tiene grado alguno de responsabilidad. Pese a la clara interna entre la Presidencia y la Gobernación de la provincia, el pago del trabajo realizado por los empleados estatales debería ser lo suficientemente importante como para dejar de lado las mezquindades políticas. De manera no azarosa, Página omite mencionar la postura del kirchnerismo. la maniobra elegida para ello es depositar la responsabilidad sólo en la figura de Scioli.

Tantas declaraciones hechas y ninguna intenta explicar el real motivo de la desfinanciación de la provincia de Buenos Aires. Nadie sabe ni pregunta cuántos son los fondos con los que cuenta el Banco Provincia, tampoco hacia donde son destinados. Un interrogante más del que nadie habla.

A ningún trabajador tiene por qué importarle si su aguinaldo viene de fondos propios de la Nación o la Provincia. No “se trata de que la gestión bonaerense pueda afrontar el pago” –como declaró Randazzo-, sino de que los trabajadores cobren lo que les corresponde.

Los diarios del día lunes muestran cuál es la nueva primicia con respecto al conflicto. El juez platense Luis Arias realizaría una denuncia a Scioli por “desobediencia” si el día de hoy el medio aguinaldo no es pagado en regla. Aquí aparece una curiosidad: la causa no sería por “malversación de fondos públicos” sino por desobediencia. Por un lado, la acusación parece trascender el hecho puntual y el campo de lo jurídico. Es una acusación estrictamente política y marcaría una ruptura casi definitiva con el Gobierno Provincial. A pesar de las palabras del juez, habrá que ver cuál es el verdadero interés político de la Casa Rosada para investigar dónde quedó el dinero del Banco Provincia. Seguramente no sea sólo el sciolismo quien tenga que dar explicaciones con respecto al destino de esos fondos.

.

Blanco Teta, Patito Amarillo y Unicornio Azul

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s