El frío de la precarización

.

Trabajadores de la Cooperativa Leo Fish se encuentran en acampe permanente en una de sus plantas, la del Frigorífico Del Sud-Este. En términos legales ni siquiera son considerados empleados de la firma, puesto que desde el comienzo de sus actividades laborales hasta la fecha continúan en negro. Los propios trabajadores expresaron que la firma sólo factura un 30% de lo real. La medida de fuerza comenzó el pasado jueves y el reclamo concreto es por falta de pago. Esto es en el marco del desabastecimiento a causa del conflicto que se mantiene en el puerto desde hace meses, aunque desde hace años en forma intermitente.

Una semana de temperaturas bajo cero, caída de granizo y prolongadas lluvias arrastradas por el viento fueron las condiciones que los manifestantes intentaron contrarrestar con el ruido de sus bombos; el calor que desprendía el fuego de las gomas, el alto grado calórico de las ollas populares y la convicción de un reclamo ni más ni menos que justo. Bocinazos y voces al pasar saludaban en apoyo a la lucha.

.

.

COMUNA se acercó al lugar de conflicto -Av. Juan B. Justo entre Salta y España- para dialogar con los trabajadores. Cerca de las 16 hs. del día martes alrededor de treinta personas -hombres y mujeres, algunos de corta edad- permanecían en la entrada del frigorífico. En el momento de acercamiento se sintió por parte de los manifestantes cierto recelo. Luego de unos minutos de intercambio la situación se tornó distendida, incluso, hasta amable. No quedaron dudas de que allí no todos se acercan con buenas intenciones. La voz de Pablo, cuenta a COMUNA los porqué del acampe.

¿Ustedes son empleados del Frigorífico del Sud- Este?

Nosotros hacemos la mano de obra a ellos, que nos tienen en negro. Cuando pasó la situación del puerto ellos no nos dieron garantizado, no nos dieron nada. Y el tema del puerto ya lleva cuatro meses. Nosotros pedimos un garantizado, cosa que no nos dieron en ningún momento. Y bueno, llegamos a esta circunstancia que ustedes están viendo.

Entonces, ¿ustedes son trabajadores externos?

Exactamente. Trabajamos en negro.

¿Qué es el garantizado?

Es un decreto que la gente del gremio firmó. Para que cuando no hay trabajo que se haga cargo la empresa. Es como un subsidio, de la misma manera que hacen con los trabajadores del puerto.

 Está la bandera que dice “SOIP presente”, ¿cuál es la relación que tienen?

No pertenecemos al SOIP pero nos están representando ellos también. La verdad que no nos podemos quejar. Encima de que estamos en negro no aportamos nosotros para la cuota del SOIP.

¿Desde hace cuánto están acá?

Estamos desde el día jueves. Estamos acampando. Pusimos una carpa, hacemos ollas populares, la defendemos. Acá pasamos frío, hambre hasta ahora no nos toca. Pasamos también días de lluvia y hubo compañeros enfermos. La estamos luchando.

¿Cuántos trabajadores participan del reclamo?

Somos 66 familias.

¿Ustedes desde cuándo trabajan?

Para ellos desde el 2007. Igualmente para este hombre al que nosotros aportamos, que es el dueño de la fábrica al que el Frigorífico del Sud- Este le da la mano de obra, hay compañeros que tienen con él 20 años. Siempre en negro. La planta a la que pertenecemos nosotros, que le hacemos la mano de obra, se llama Leo Fish. Casualmente el también se lavó las manos: cerró y nos dejó también tirados.

¿Esa empresa tenía también trabajo en negro?

Sí, todo en negro. Eso pasa porque ellos facturan una plata en blanco y un 70% en negro.

¿Ustedes a quiénes reclaman?

Sólo a las empresas privadas.

¿Qué relación tiene éste reclamo con el conflicto en el puerto?

Ellos compran el pescado y como está el paro, no hay materia prima. Se hace toda una cadena. Se para todo. Y las consecuencias las paga el trabajador, la gente en negro principalmente. No tenemos a dónde recurrir.

¿El conflicto del puerto ellos lo utilizan de resguardo?

Exactamente. No te dan el garantizado, ni una ayuda, ni una canasta familiar.

¿Cómo van a seguir?

De ahora en más no sé. Ahora se está hablando, se está negociando, a ver si podemos llegar a un arreglo. Es lo que estamos esperando con tanta ansiedad.

Bueno, muchas gracias.

No, por favor, gracias a ustedes.

.

.

El puerto, como origen de ésta ciudad y fuente de abastecimiento de pescado -cada vez en menor proporción- para sus habitantes, sigue ocupando un lugar significativo. La mano de obra que allí se utiliza es la parte más importante de este protagonismo. Fileteros, estibadores, pescadores, maquinistas y capitanes de embarcaciones, entre otros, resultan a su vez los más afectados por la explotación de las empresas privadas que todo lo manejan, amparadas por el Estado.

.

Blanco Teta, Unicornio Azul y Violeta Porro

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s