¿Por qué Macri no está encerrado?

.

Es de conocimiento popular la paradójica -y rotundamente cierta- frase que compara a los locos con los genios y los visionarios. Como si supiera de ésta y, para convencer a los escépticos, un participante de la Asamblea Borda en Movimiento esgrimió la maravillosa frase: “Hablar de desmanicomnialización es hablar de política.”[1] Para él, el sentido de dicha afirmación alude a la integración de los locos a la sociedad. Para Mauricio Macri, por el contrario, desmanicomnizar es sinónimo de erradicar a los locos, pues resultan perjudiciales para los negocios de la Ciudad.

El miércoles 8 de agosto los trabajadores de los Talleres Protegidos de Rehabilitación Psiquiátrica del hospital Borda se vieron imposibilitados de entrar a su trabajo tras una extraña sorpresa: el lugar se encontraba completamente vallado impidiendo el ingreso de los trabajadores. Del otro lado de las vallas, una empresa constructora escoltada por la policía metropolitana intentaba llevar a cabo la construcción de un nuevo Centro Cívico del gobierno de la Ciudad Autónoma. La empresa había entrado a los terrenos a tempranas horas forzando un candado, según informaron los trabajadores del Borda.

El interventor elegido por Mauricio Macri para dirigir las obras, Néstor Pérez Baliño, dio la autorización a la empresa para acceder al predio, alegando que el terreno estaba vacío y desconociendo el trabajo que realizaban los internos allí. Luego, Baliño informó que el predio había sido transferido al Ministerio de Desarrollo Urbano, pero sin especificar los números de decretos. Es que en efecto, no hubo audiencias públicas para dicha transferencia.

Los trabajadores del Borda, agremiados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), resolvieron permanecer en el lugar para evitar que se retomen las excavaciones. Como si todo lo narrado fuera poco, el Jefe de Gobierno porteño no se privó de sus nefastas declaraciones, a las cuales ya nos tiene acostumbrados: que el predio es de la ciudad, que los trabajadores son una “patota” y unos delincuentes, fueron las más tristemente destacadas.

Pero el mayor cinismo, sin lugar a dudas, está en priorizar los negocios inmobiliarios a la salud pública. No olvidemos que el Hospital Borda hace varios años que se encuentra en pésimas condiciones edilicias. La falta de gas tal vez sea la más terrible condición a la que se enfrentan los internos. A su vez, militarizar un hospital para enfermos psiquiátricos parece ser más siniestro de lo que uno pueda imaginar.

Quien pretende ser candidato al ejecutivo en 2015, muestra una de las caras más revulsivas de la política argentina. Utilizar argumentos burocráticos para justificar un operativo de las fuerzas represivas en un instituto de salud mental evidencia la verdadera fisonomía del magnate sorete. Parece que el niño rico juega a hacer política en detrimento de la vida del pueblo.

.

Patito Amarillo y Naranja Mecánica

.


[1] “La Asamblea” de Galel Maidana se estrenó en 2008 en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Pueden ver el trailer del documental AQUÍ

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s