Operación Muro

.

Durante el receso invernal, la gestión de la Facultad de Humanidades dividió el Aula Rodolfo Walsh –ex Aula 60- con un muro. Así, los problemas edilicios y el presupuesto designado a la educación vuelven a entrar en debate. Los estudiantes realizaron distintas actividades para oponerse a dicha medida y convocaron una Asamblea para el próximo miércoles.

.

 Las problemáticas relacionadas con la infraestructura de las instituciones de la educación pública nunca dejan de ser noticia. Sólo cuando los estudiantes -sean secundarios, terciarios o universitarios- deciden tomar algún establecimiento denunciando las condiciones edilicias o exigiendo aumento en el presupuesto, la agenda de los medios masivos de comunicación tiene un reducido lugar para estos temas. No obstante, para los millones de estudiantes que transitan los pasillos de colegios, institutos y universidades públicas, ésta problemática dura más que la semana en que se transforma en “noticia”; es parte de la realidad cotidiana.

En la Facultad de Humanidades de la UNMdP, no es la primera vez que ese problema habitual se vuelve “noticia”. Desde hace años los estudiantes han llevado adelante distintos reclamos exigiendo un edificio único para una facultad cuyas aulas no pueden resistir la masiva cantidad de estudiantes que la transitan. El reclamo tomó especial fuerza durante 2011, cuando la gestión de la Facultad propuso la apertura de dos nuevas carreras –Ciencias Políticas y Ciencias de la Educación-, siendo que la Licenciatura en Sociología, abierta hace 5 años, funciona desde entonces en un edificio alquilado por la Universidad. Durante ese proceso, la gestión, encabezada en ese momento por la Mg. Cristina Rosenthal, se comprometió a hacer “lo necesario” para conseguir un edificio único para Humanidades. Compromiso que fue reafirmado por la actual decana, la Dr. María del Carmen Coira, electa hace 4 meses.

Luego del receso invernal, comunidad universitaria se llevó una sorpresa: la gestión había tomado cartas en el asunto. Desgraciadamente, tomar cartas no siempre implica algo positivo. Como si fuesen portadores de un refinado humor irónico, quienes gobiernan la Facultad de Humanidades dividieron con un muro el Aula Rodolfo Walsh –ex Aula 60-; única de grandes dimensiones de las insuficientes 13 que posee el establecimiento.

.

.

Argumentando que el presupuesto asignado por Nación a la UNMdP no resulta suficiente para la construcción del nuevo edificio que exigen los estudiantes, la gestión administra los exiguos fondos de manera tal que las necesidades se vean “tapadas”, pero jamás resueltas. Vale recordar que ese mismo presupuesto es votado a favor por el Consejo Superior de la Universidad; el mismo que argumenta bajo cualquier reclamo -los salarios de los trabajadores universitarios, por ejemplo- que esos fondos no son suficientes para solventar lo exigido.

La decisión no parece ser tomada de manera poco deliberada. Por el contrario, parece depender de un “estudio de mercado”. Es que la gestión supone que la deserción y la poca concurrencia del estudiantado a las aulas que ella conlleva, puede pasar de ser un problema a una solución con mucha facilidad. Para la gestión de Humanidades “las aulas grandes no son necesarias, ya que parece que nunca se llenan, sino rebalsan. Es preferible tener nuevas aulas con capacidad máxima de 20 estudiantes.”

.

.

Los estudiantes no permanecieron inmóviles ante esta medida. Por el contrario, se realizó el jueves 23 una jornada cultural con el fin de difundir el conflicto. A su vez, la semana que viene se realizará una asamblea para resolver de qué forma enfrentar el problema.

Según lo que informa la página de la UNMdP[i], la presidencia y vicepresidencia de la Federación Universitaria Marplatense (FUM) -integrada por La Unidad, conducción del Centro de Estudiantes de Humanidades (CEH), junto a Movimiento Sur, Grupo Académico y Cauces- se reunió el miércoles 22 del corriente con el Lic. Francisco Morea, rector de la Universidad: ¿Habrá comenzado el conteo de porotos en vistas a la próxima elección de rector? No lo sabemos, pero la reunión no dio ninguna solución al conflicto actual de Humanidades. Por el contrario, los problemas edilicios no solucionados por la gestión actual son tapados con una pared de ladrillos. O al menos esa es la pretensión.

Violeta Porro y Patito Amarillo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s