“Hacer eso por amor a hacerlo”

.

La nueva editorial independiente La Bola, lanzó su primer título. Niebla de Miguel de Unamuno fue el elegido para inaugurar este nuevo proyecto. Manuel Passaro, uno de sus integrantes, nos cuenta en una charla distendida cómo fue el proceso de creación de esta iniciativa cultural marplatense.

 .

Mientras el audio natural era el del agua de la lluvia, en los parlantes sonaba Jay Jay Johanson. Sentados al lado de torres de Niebla, el diálogo tomó forma de entrevista luego de un buen rato de charla informal.

 ¿Cómo y cuándo surge la idea de hacer una editorial?

 Surge por Paula Fernández Vega. Ella ganó el segundo premio del Soriano de poesía el año pasado. Y quería editar. Quería que Santi -de la Pequeña Editorial- se lo edite. Él estaba hasta las manos de laburo y no se podía comprometer a hacer eso. Y yo en una noche de vinos, le digo: “Pau, no te preocupes; yo te lo edito”. Yo siempre quise editar. En esa movida empezamos con el texto de Pau. Santi me enseñó a usar el InDesign –programa para edición de libros-. Con tutoriales y con su ayuda, lo empecé a usar. Y ahí empezamos a laburar otro tipo de cosas. Después yo quería hacer Niebla, porque era una novela que a mi me re gustaba y porque el espíritu de una novela representaba mucho en nosotros. Es rara. Todo muy cínico, brillante, muchas cosas a la vez. Aceleramos. Yo me puse a averiguar todo… el tema del monotributo, por ejemplo. Laburar en una librería me ayudó muchísimo. Santi era el que estaba ya curtido en el tema de la edición, él es encuadernador. Paula está ahora medio frenada, laburando y entonces salió Niebla primero. Básicamente fue una necesidad de Pau que se conjugó con unas ganas mías de siempre de editar libros, de manejar las gráficas, de decidir títulos, de distribuir títulos, de seleccionarlos, de exponerlos a la gente.

 ¿Quiénes son los que integran la editorial?

 Fueron muchos los que trabajaron. Peter (Pedro Petrelli) con sus recomendaciones gráficas hasta la mismísima ilustración. Ale (Alejandra Rumitti) es un elemento esencial, porque es la que labura mucho en la logística del libro, en ubicarlo, trabajar en él, hacer contactos. Y es la que está recibiendo laburos de gente que quiere publicar. Pero bueno, tenés que hacer una selección de cosas, porque no podés con todo y porque ya desde un principio hay algunos pre- proyectos. Muchos chicos, pero por el momento Ale y yo. Mechi (Mercedes Ciuró) también me va a ayudar en la distribución del libro.

 ¿Cómo es la dinámica de trabajo?

 En el primer libro, francamente, me dediqué más yo. Me hice la cuenta del monotributo, fui a registrar la editorial, solicité el ISBN, soy el que figura como editor. Legalmente el responsable soy yo. Luego lo empaqueté y lo armé. Ale luego lo revisó, lo releyó todo.

 ¿Tienen establecido algún principio como editora independiente?

 Nosotros lo que queremos es editar gráfica. Editar fotografía e ilustradores, por ejemplo. Pero es mucho más caro. Estos libros salen 3100 mangos -los 200 ejemplares-, pero hacer 100 ejemplares de un libro de fotografía o de ilustración, con papel ilustración de otro gramaje y otra calidad sale 7 lucas. Por ahora la idea es tener una editora bicéfala. Que por un lado saque clásicos y también vanguardia local, ya sea del campo de la filosofía, la literatura o la poesía. O sea, la ficción y la filosofía van a ir juntas en lo que es la intención de la editora, que es establecer un canon a través del sello La Bola. Un canon de escritores marplatenses de una nueva generación. Porque sí hubo en Mar del Plata una movida pero muy escueta, siempre desde afuera. La idea es canalizar la vanguardia de acá y la filosofía y la literatura. Una movida fuerte, desde el lado de las letras.

.

.

 ¿Cuáles son las ambiciones y los objetivos?

 Ambiciones no tenemos porque no se sabe ambiciosa la editorial. Objetivos sí. Pero  son máximas más que nada, porque sirven de motor para darle gasolina a la movida. Somos muy realistas, sabemos que es muy difícil vivir materialmente de libros. Pensar que vamos a obtener ganancia al principio sería montar un proyecto sobre una imagen no real, bastante endeble. Lo que queremos es bancarnos en nuestras actividades económicas paralelas, responder a las horas de laburo. Filantropía pura. Es hacer eso por amor a hacerlo. Empezar de a poco, quizás en un par de años sí se comienza a sostener solo.

 ¿Cómo fue el proceso de construcción? ¿Hubo algún tipo de trabas?

 Lo que más costó fue dar de alta en el monotributo, en la AFIP. Eso fue complicado. Los pasos son: el monotributo, después pedir un formulario de alta de la editorial al Ministerio de Justicia que es donde funciona la Dirección Nacional del Derecho de Autor. Ellos consultan que el nombre no esté registrado anteriormente y luego tenés que ir a Buenos Aires a firmar el libro de editores. Después de eso ya estás habilitado en Libros Argentina. A partir de ahí llenás fichas con cada título que vas haciendo y luego te mandan el código de barras. Obviamente todo se paga, nada es gratis.

 ¿Qué títulos piensan editar?

 Todavía no lo tenemos muy definido. Ahora trabajamos en uno que queremos ver si llegamos a tenerlo en diciembre. Que es el proyecto más grandecito que tenemos en términos económicos. Después está otro de Unamuno y el de Paula que no sabemos cuándo lo va a terminar ella. Yo estoy trabajando en un fanzine, que es como un catálogo de dos fotógrafos y dos ilustradores de acá de Mar del Plata. Serán siete carillas dedicadas a cada uno para exponer obras y nada más que eso. También hay otro proyecto que estamos haciendo con La Pequeña Editorial: un libro de fotografía de Mar del Plata. Con ese vamos más lento porque estoy viendo dónde sacar las fotos. Queremos darle otro vuelco, no un libro clásico marplatense. Que sea paralelo a una redefinición de lo que es Mar del Plata. Basta del librito de la fuente, del librito de los lobos marinos. Un libro que exprese desde el diseño del libro mismo hasta el planteo de la fotografía. Incluso desde cómo están expuestas, cómo están definidas las fotos en el papel. Nosotros lo que queremos es redefinir Mar del Plata. Es una ciudad más cosmopolita, tiene un sello fuerte, tiene editoriales por todos lados. Están saliendo movidas muy lindas. Mar del Plata está cambiando, está en un punto de cambio.

 ¿Cuál es el criterio que usan para la elección de los títulos que van a sacar?

 Primero que sean locales, de Mar del Plata y la zona, y segundo que sean estéticamente acertados. Que la temática esté buena, que sea un producto atinado. Desde una definición marxista hasta un libro de poesías sobre el puerto y Aldosivi. Que sean locales y que tengan una coherencia estética y temática.

 ¿Cómo es el trabajo desde que eligen el título hasta que lo tienen en la mano?

 Como tenemos solamente uno editado, no sé cómo es generalmente. Pero primero, si es un clásico, conseguís el texto digitalizado y después hacés las correcciones. Si es alguien que te pasó el original, directamente hacés las correcciones y después lo volcás en un programa y hacés toda la maquetación interna del libro. Una vez que lo tenés decidido lo que hacés es registrarlo y que te pasen el ISBN y el código de barras. Luego hacés toda la gráfica y establecés qué tamaño va a tener, la cantidad de páginas, los márgenes, etc.  Una vez que ya tenés todo listo, lo mandás a la imprenta. Lo lindo es laburarlo, elegir el diseño, el formato, crearlo.

 ¿Entonces los recursos salen de ustedes mismos?

 Por ahora sí, salen de nosotros.

 ¿Dónde pueden conseguirse las publicaciones y cómo establecen los precios?

 Los precios los establecemos por comparación, pensando en que estén un poco por debajo de lo normal. Como el libro lo tenemos desde hace unos tres días por ahora está en Libros de la Arena, en Desde el Mar y próximamente estará en La Cuadrada, Polo Norte y en algunas librerías de Buenos Aires. Hasta el momento son esos puntos pero de a poco se irán agregando más. Se puede conseguir también, comunicándose con nosotros (Mail: labolaeditora@gmail.com). La lluvia no está permitiendo distribuirlo (risas).

 ¿Tienen en mente realizar algún tipo de presentación de este nuevo proyecto?

 Vamos a hacer una presentación, eso está muy bueno. Hay un proyecto paralelo que es sumamente interesante. (Al sonar la canción “Mr. Blue Sky”, se interrumpe el relato. Se sube el volumen y entre risas e intercambios tratan de recordar a quién pertenece el tema. La historia tiene un final feliz: un cover del tema de Electric Light Orchestra, interpretado por Mayer Hawthorne).

 Luego continúa:

 Nosotros nos estamos juntando, ya tuvimos seis encuentros con los chicos de La Bicicleta, La Pequeña Editorial y Letra Sudaca, y un día cayó Roqui, de Luz Mala. Lo que estamos haciendo es juntar a muchos editores de Mar del Plata, aunque en principio somos tres. Y queremos hacer distintos talleres de encuadernación en La Bici, por ejemplo. Lo que queremos es hacer talleres gráficos propios, porque lo que abarata los costos es tener una gráfica propia. A lo que apuntamos en algún momento, es que en el mismo centro cultural de La Bicicleta funcione un taller de impresión, muy de a poco. Seamos realistas, sabemos que son máquinas muy caras pero que a largo plazo resultarían una inversión. Queremos que allí se aglutinen talleres, que la gente que quiera editar un libro se acerque y que La Bicicleta les muestre quiénes son los que laburan con ellos y que esa persona elija -por la estética- con quién tiene ganas de hacer el laburo, asesorarse y ese tipo de cuestiones. Principalmente nos juntamos para guiarnos unos a otros. Porque yo sabía algo que el otro no y viceversa. Al ser varios, se van juntando cada vez más las soluciones y también las dudas. Hemos funcionado muy bien así. En algún momento de septiembre vamos a hacer una fecha en La Bicicleta, en la que vamos a poner un representante de cada editora y vamos a presentar toda esta movida. Vamos a decir “Hello, a partir de hoy va a funcionar todo esto” (risas). Y lo bueno de esto es que se va a juntar gente que convocamos entre todos. Entonces va a ser un espacio en La Bicicleta con gente de distinto palo. Lo lindo es eso: encontrar un espacio de múltiple exhibición, con todo tipo de gente.

 No sé si querés agregar algo más…

 Que llueve mucho, podría parar. Tengo las zapatillas con agujeros. En serio lo digo… Ah! Tampoco pongas eso.

 Por Fiesta Negra y Unicornio Azul

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s