El espía cascarudo

.

Primer acto: dos personas sentadas en una mesa, conversan muy tranquilas mientras toman café. Luego de los saludos correspondientes, comienza la reunión. Van directamente al grano:

-Tenemos que hacer algo con la educación pública. TENEMOS QUE HACER ALGO.

-Y… Desprestigiemos a los docentes, a la escuela pública.

-¡YA SE, YA SE! Elijamos nosotros a los maestros y a los directivos a dedo.

-Pero eso ya está… Ya está… ¡Quiero más! ¡Más!

A todas luces, estas palabras personifican al jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri y al Ministro de Educación de la ciudad, Esteban Bullrich. La obra fue representada en la escuela primaria N°13 de Monte Castro el 20 de marzo de este año, a raíz del comunicado del gobierno porteño que dictaminaba la fusión de aulas con menos de 15 estudiantes. Los docentes y directivos de la escuela decidieron realizar esta representación a fin de interiorizar a sus estudiantes y a las familias sobre las repercusiones materiales de la nueva normativa educativa.

Digno del tipo de políticas fascistas al que nos tiene acostumbrados -como por ejemplo la apertura de un 0800 para denunciar “intromisión política” en los colegios y la prohibición de “El Eternauta” en las aulas-, Macri decidió separar a 6 docentes de sus cargos (la directora del establecimiento, la vicedirectora, los docentes que protagonizaban el acto, la secretaria y al bibliotecario). Para hacer esto, argumentó que los docentes podrían “haber vulnerado varias de las obligaciones contempladas en el artículo 6 del Estatuto Docente”. En dicho artículo se hace referencia a sustentar los principios democráticos, de moral, buena costumbre, sin presencia partidaria ni religiosa.

Lejos de mostrar en la obra una inclinación partidaria y religiosa, la defensa de Macri se derrumba una vez más. Y es que parece no comprender la defensa de la educación pública y el bienestar estudiantil como un derecho y deber legítimo.

Vale señalar que el Jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires tiene causas por espionaje y asociación ilícita y, aún así, continúa ejerciendo su cargo. Mientras los docentes, quienes pretendían señalar la gravedad de las medidas tomadas, fueron vedados de su puesto de trabajo, ya que se considera su presencia frente a los estudiantes como “perjudicial”. No así la presencia de Macri, el espía, para los ciudadanos.

Cae el telón de la obra, pero los epílogos son los que siguen: Bullrich presentó oficialmente la norma para implementar funcionalmente el 0800. Se esperan más movilizaciones en esta semana. Para Macri, el show debe continuar.

A continuación, les dejamos un video con la obra realizada por los docentes en la Escuela Nº13 :


Por Blanco Teta

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s