Y un día… José se pasó por casa…

.

Jueves 13 de Septiembre de 2012, Gap – Mar del Plata.

.

En el marco de la gira “30 años de Die Toten Hosen. 20 años de DTH en Argentina”, habiendo tocado en Salta y Tucumán y Buenos Aires, los alemanes vinieron por primera vez a Mar del Plata.

.

Fuente: //dietotenhosen.de

.

Como si fuera una noche de primavera por adelantado, la calidez nocturna del jueves pasado se presentó de manera estupenda para tomar unas cervezas y salir en caravana hacia el recital de Die Toten Hosen. La atmosfera festiva se sentía a través de ese aire tibio y el espíritu se fue preparando para el punk rock futbolero, autóctono de Alemania. Para completar el cuadro, al entrar en Gap nos encontramos con que entre el público había varias decenas de alemanes. Es que los Hosen tienen algo de esa cosa ricotera… y hacen que su gente los siga por cualquier lado. Así, entre las charlas y comentarios para aplacar la excitación por lo que se venía, de pronto llegó la hora y sin darme cuenta mis piernas me llevaron en medio de la marejada de gente para empezar la locura.

Resulta mínimamente extraño el hecho de que la banda extranjera con más presentaciones en el país (a partir de esta gira superaron los 30 recitales y quedaron por encima de los Ramones con 27) sea alemana, ya que cantan en un idioma que no es muy difundido por nuestros lares. Sin embargo hubo un magnetismo con el público desde su primera presentación allá por 1992 que ha perdurado y crecido con el tiempo. Tratando de comprender este fenómeno, conversábamos sobre ciertos elementos de la idiosincrasia local con los cuales se ha formado una especie de simbiosis. De por sí, el punk tiene algo de tanguero: la calle, el alcohol, las drogas, el dos por cuatro, las letras rabiosas, la queja eterna, una concepción pesimista y nihilista del mundo. Pero no es solamente eso. Porque a la vez cuentan con el ingrediente futbolero, cantan canciones de cancha y aparece el agite enloquecido, con banderas y con el eterno “Olé, olé, olá” al que incluso le dedicaron el tema Auswärtsspiel. Campino, el cantante, en una entrevista[1] explica que se trata de la actitud que despliegan, porque ellos vienen a hacer rock and roll y eso es lo que acá se valora. Sin embargo, creo que no alcanza para describir el idilio, ya que está conformado por elementos irracionales que no podemos captar completamente.

La energía que se desplegó fue emocionante, considerando que estamos en Mar del Plata y que cuenta con esa amargura eterna de la que ya hemos hablado en otras ocasiones. Saltando y traspirando aunque sea un poco la camiseta, la gente estaba contenta y se movió durante las dos horas del recital. Gritando y cantando como se podía en el idioma de la voluntad de poder, a puro corazón. La melancolía explosiva combinada con los elementos festivos dio como resultado la catarsis colectiva. Todas esas frustraciones actuales, añejas y las que vendrán se cristalizaban en un grito salvaje como “weil du nur einmal lebst aaaahh!!” [¡Porque sólo vivís una vez!] u otros tan extravagantes que se manifestaban de manera mucho más deforme.

Y apareció Pil Trafa, eterno anfitrión de los Hosen, quien los trajera por primera vez y con quien comparten, por ejemplo, el paralelismo de haber hecho canciones sobre La Naranja Mecánicasimultáneamente sin que se hubieran conocido aún. Cantó, justamente, Uno Dos Ultraviolento, y después una versión de Viva la Revolution en español. Porque además de todas las rarezas, estos alemanes occidentales son medio marxianos. Estrellas rojas, letras sobre Cuba, la revolución, la resistencia, el consumismo, los inmigrantes, los cánones sociales preestablecidos… todo forma parte de sus temas. Incluso tienen un disco que se llama irónicamente Opium fürs Volk [Opio para el pueblo].

El show siguió y no paraban. Campino es un agitador profesional. Cuando no podíamos con nuestros cuerpos, este tipo de 50 años no tenía descanso y haciendo gala de su condición de alemán imparable nos obligó a seguirle el ritmo. Cantó encima de la gente, con la gente, se tiró como tres veces encima de todos sin perder el tempo, y enardeció a las masas una y otra vez. Breiti, quien mejor maneja el español, hizo las veces de intérprete del alemán-inglés-español de Campino y lo entremezcló con comentarios graciosos haciendo referencia a la naturaleza turística característica de Mar del Plata y diciendo que estaban de vacaciones en donde les habían recomendado los porteños.

Treinta años de escenario se notan, hacen una diferencia abismal. La química que existe entre un grupo de personas que ha pasado tanto tiempo de sus vidas juntas se transmite musicalmente: la confianza, el compañerismo. Son una familia de amigos. Además, probablemente, esto los ha llevado a reflexionar sobre los por qué de seguir haciendo lo que hacen, y buscando esos motivos se han reafirmado a sí mismos. Construyeron su propia mística, la redención de todas las frustraciones de la vida. Hay algo de eso en lo que transmiten con su música. No dejan de quejarse, tienen en claro que el mundo es un lugar injusto. Pero tampoco dejarán de apreciar las aventuras que han vivido ni las que vendrán.

El recital terminó y me llevé el recuerdo en mi cuerpo, literalmente, en forma de golpes, sudor, revoltijo de pelos y esa sensación increíble de haber volado por sobre las cabezas de la gente para quedar cara a cara con los locos de Düsseldorf. Con las canciones dando vuelta por la cabeza una y otra vez, mientras un grupo de alemanes y criollos borrachos cantaban en la puerta del boliche una especie de mantra interminable, nos fuimos alejando con el siempre vigente sentimiento: Bis zum bitteren ende! [¡Hasta el amargo final!]

 Dr. Simio

 


[1] http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/3-26400-2012-09-11.html

Extras:

 

– Página oficial: http://www.dietotenhosen.de

– Página oficial en español: http://www.dth.com.ar/

– “Los Pantalones Muertos”, blog con la traducción de las letras: http://lospantalonesmuertos.blogspot.com.ar/

– Video:

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s