La naturaleza de los empresarios

.

El domingo 20 de enero alrededor de las 4 de la tarde, bajo el sol  y cerquita del mar, se fue juntando gente con un objetivo común: defender las playas públicas. La manifestación fue organizada por la asamblea de vecinos autoconvocados “Verde Mundo”, en la Reserva Educativa San Jacinto.  

 

Con mística de música, banderas y carteles coloridos, niños y  perros que saltaban al agua, máscaras e instrumentos, comenzó la caminata por varios balnearios. Cada tanto la marcha se detenía, pero no así la lucha; los tambores y la danza eran otro paso del ritual de protesta.

Los propósitos fueron denunciar públicamente a los balnearios privados que no permiten la permanencia de personas en la parte pública del cordón costero. Al mismo tiempo se exigió al municipio el cumplimiento de la Ordenanza 19111/2009, sancionada para proteger y preservar la Reserva Turístico Forestal Paseo Costanero Sud que se extiende desde el Faro hasta Las Brusquitas. Vale destacar que es el mismo municipio el que promueve concesiones a sectores privados para la explotación económica de la zona, lo cual causa su devastación. Además el intendente de la ciudad, Gustavo Pulti, elevó al Consejo Deliberante expedientes que pretenden seguir privatizando otros 6 balnearios del sur de Mar del Plata por un periodo de 15 a 20 años.

Se logró la difusión del reclamo –volanteada mediante- y la participación de parte de la gente que estaba disfrutando del día playero. Algunos acompañaron con aplausos y otros lo hicieron bailando al ritmo de la percusión y los cantos que eran la cortina de fondo de la movilización.

Es importante denunciar lo ocurrido el 23 de enero en uno de estos balnearios privados, Horizonte. Sus “dueños” no dejan ni siquiera que se abran sombrillas en la parte pública y, para evitar que alguien lo haga, contratan personal –patovicas- que hacen muy bien su trabajo. Una familia se negó a retirarse del lugar, haciendo respetar su derecho a permanecer en el sector público y una de sus integrantes fue brutalmente golpeada en la cabeza por uno de estos matones a sueldo.

Es evidente que el intendente sigue profundizando la política de hacer negocios con sus amigos empresarios, entregando los espacios públicos de la ciudad. Sin la complicidad de los funcionarios del gobierno todos deberíamos poder utilizar los espacios públicos sin ser agredidos y con total libertad. También  se garantizaría la preservación de  patrimonios naturales.

Sin lugar a dudas, para lograr el libre acceso, la permanencia y preservación de los espacios públicos y naturales, es condición necesaria la participación de la población. Público significa para el pueblo y los gobiernos deben administrarlo para él. Todo lo que es de carácter público se convirtió desde hace tiempo en algo destruido y abandonado; cada gobernante que llega al poder  a modo de desentendimiento se lo cede a unos pocos con capital disponible, que luego de su inversión, pretenden explotarlo económicamente. Y de este modo deja de pertenecer al pueblo. Entonces, sin poder confiar en los gobiernos, es el pueblo el que debe luchar para recuperarlo. 

.

Violeta Porro

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s