Educar y aprender en la lucha

.

El 4 de abril de 2007, los docentes neuquinos se disponían a cortar la ruta 22 en señal de protesta por el conflicto que venían sosteniendo con el gobierno de Jorge Sobisch.  Los esperaba un operativo policial descomunal para replegar la manifestación a fuerza de balas de goma, gases lacrimógenos y carros hidrantes. Represión salvaje, de esas que se ven a diario. Cuando los docentes y manifestantes que acompañaban la lucha se retiraban del lugar, la represión no ceso. Una vez más, el operativo policial arremetió de forma brutal encerrando a los manifestantes. En un instante, ese maldito instante, José Darío Poblete – mercenario del Grupo Especial de Operaciones Policiales (GEOP)- dispara una granada de gas lacrimógeno hacia una de las ventanillas de un Fiat 147. En el asiento trasero del mismo se encontraba Carlos Fuentealba, a quien le impacta en la nuca la granada arrojada por Poblete. Luego de varias intervenciones quirúrgicas, Fuentealba fallece al día siguiente producto del accionar policial y la represión del Estado.

A 6 años de aquel hecho que dejó una marca profunda para quienes luchan en defensa de la educación pública, varias actividades se realizaron para recordar a Carlos Fuentealba: una radio abierta en el Complejo Universitario de la UNMdP, organizado por el Nuevo MAS, y una proyección, muestra fotográfica y debate en la Escuela Técnica nº 2 a cargo del FURS (Frente Unido para la Recuperación de SUTEBA).

.

fuentealba3

.

La primera actividad comenzó a las 17 horas, para hacer un homenaje a la figura de Fuentealba, quien a lo largo de su vida realizó una ardua militancia en la izquierda. Desde el Nuevo MAS destacaron la figura del docente caído en el contexto de ajuste, de la lucha docente, de techo salarial y de represión. Los organizadores de la actividad expresaron que viven este día con algo de congoja por haber perdido un compañero en la lucha, pero también destacaron la vigencia de Fuentealba en las nuevas generaciones que se enriquecen con su historia de lucha: desde sus primeros pasos en el activismo en la UOCRA y luego junto a los movimientos de desocupados de su ciudad natal. Algo a destacar es que Fuentealba se había mostrado en disconformidad con el corte de ruta, pero aún así, respetando lo resuelto en la asamblea de ATEN (Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén), decidió hacerse presente en la lucha. Finalmente destacaron que el 4 de abril debería ser el día del maestro, porque entienden que aquellos que efectivamente educan son los que pelean desde abajo para defender la educación pública.

Por otro lado, en la actividad convocada por el FURS, los organizadores expresaron a COMUNA que están obligados a recordar a Fuentealba por lo que representa su lucha y compromiso con la educación pública, y a exigir juicio y castigo para los responsables materiales y políticos de su asesinato que aún sigue impune. Sostuvieron que la lucha por justicia sigue en pie contra la impunidad de ayer y de hoy. En el mismo sentido, expresaron que en este día, la mejor forma de conmemorar es seguir peleando por la educación, por un sindicato democrático, que luche y se ponga a la cabeza de los conflictos y en defensa de los trabajadores. En este marco, las actividades convocadas para las 18 horas tenían como fin difundir la figura del docente asesinado y discutir con el conjunto de la comunidad educativa el estado actual de la educación pública. Desde el FURS destacaron que Carlos Fuentealba, al igual que todos los docentes en lucha, son ejemplos claros de aquella frase que reza: “Docente luchando, también está enseñando”.

.

fuentealba4

.

Y siguen enseñando los docentes de Chaco, recientemente reprimidos por la policía de un pope del kirchnerismo, Jorge Capitanich. También están enseñando en la lucha los docentes neuquinos, los mismos compañeros de Fuentealba que vuelven a la calle para luchar por mejores condiciones para enseñar y aprender. Lo mismo los docentes bonaerense con su lucha, que actualmente se encuentra en parálisis por la catástrofe en la ciudad de La Plata a causa del temporal y la desidia del Estado y sus administradores de turno –opositores y oficialistas-. Las burocracias entronizadas con el poder político se han dispuesto a salir a la calle porque así lo decidieron a quienes efectivamente deberían representar: los trabajadores.

Queda algo manifiesto en todo esto: la impunidad con la que se asesinó a Fuentealba es la que hoy se encarna en los gobiernos y sus aparatos represivos que, con el afán de acallar las voces en lucha para seguir perpetuando el estado de desigualdad, embisten con la brutalidad de la represión. Pero también hay muestras claras de que la memoria fértil de los que combatieron por transformar el estado de las cosas se materializa en los que, en el presente, vuelven a arremeter para enseñar (nos) y educar (nos) en la lucha.

.

Por Gris Topo y Viejo Verde

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s