Final del juego

.

El torneo que acaba de culminar consagró a Newell’s Old Boys, un discreto campeón de treinta y ocho puntos, un fórmula uno que llegó a la recta final sin nafta, empujando, por culpa de sus propias defecciones y la crueldad de los calendarios. El mismo día de su proclamación, quedó eliminado de la Copa Argentina por un equipo que hasta hace muy poco tiempo disputaba el torneo argentino A. El entrenador Gerardo Martino ilustró al plantel sobre dieciocho jugadas de ataque posibles de Talleres de Córdoba, pero los jugadores, desconcentrados, sufrieron un remanido gol de pelota quieta. Newell´s tiene tres delanteros en muy alto nivel, un medio centro, Diego Mateo, que es el corazón del equipo, y un fullback experimentado y criterioso como Gabriel Heinze. Este campeón austero y práctico, refleja la propia esencia del fútbol argentino actual. Se juega con dos armas: la fuerza física y mental para hacer todo intensamente y en poco tiempo, y la creatividad, velocidad e intrepidez de los forward, los mejores jugadores de cada equipo, para lograr el desequilibrio en ataque. Algunos añaden a esta receta un ingrediente de lujo: una rara avis, un organizador del juego con jerarquía, visión y manejo de los tiempos. Hay dos que se destacan sobre el resto: Juan Riquelme, un jugador de condición física perfecta, capaz de defender el balón de la presión más abnegada del rival y de resolver soberbiamente en el espacio reducido; y Leandro Romagnoli, un mediocampista lujoso, preciso, inteligente y rápido, con una vocación ofensiva inquebrantable. (Habría que agregar a un tercero: Miguel Caneo, pero ha jugado demasiado poco este semestre). De ahí para abajo, hay muchos jugadores buenos que tienen altibajos en el rendimiento y unos cuantos con defectos de formación. El trabajo en divisiones inferiores es en general malo, pero el talento de algunos jóvenes se abre camino. Racing, por caso, cuenta con las rutilantes apariciones de Centurión, Fariña, Vietto y De Paul. San Lorenzo, con Correa, Villalba, Navarro y Contreras. El punto es, ¿cómo coordinar una melange de jugadores muy grandes o muy jóvenes, y darle al conjunto cierta forma colectiva y armónica? Eso, en el fútbol argentino actual, es un imposible, o un posible muy esporádico. El enemigo de todos es la urgencia. Los equipos grandes no tienen margen de error y los chicos, cada vez menos.

.

caravana_newell

Foto: Telam

.

Finalmente algunos, como River, Lanús o San Lorenzo, se contentan con postergar un poco sus ambiciones y esperar a que las brevas maduren; otros, como Racing, se preocupan porque sus resultados estuvieron algo por debajo de lo esperado. Vélez Sarsfield, niño mimado del periodismo deportivo, quedó fuera de todo, con exiguos catorce puntos en el torneo y…sí, jugando decididamente mal. Boca añadió a una infrecuente mala suerte un funcionamiento colectivo muy flojo. Los que disputaron copa lo sufrieron, pero los que no, tampoco descollaron. El resto está muy parejo, cada uno con variaciones de estilo, salvedad hecha de Unión, un equipo con buenos valores (Bruna, Donnet, Franzoia) que perdió el rumbo y se cayó mucho anímicamente. Independiente descendió, y es noticia: su desafío es asumir que las copas están en la vitrina, y que debe adaptarse a una categoría en la que es uno más de los que trata de ascender, para peor, con la obligación moral de hacerlo pronto.

Ahora habrá que presenciar el vaivén apasionante de las transferencias y los mercachifles, lavar los pantaloncitos y las medias, y esperar a que comience de nuevo el espectáculo de ese oscuro fango en el que crece muy de vez en cuando alguna bella flor.

.

por Dr. Kumalo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Deportes.

Un comentario el “Final del juego

  1. en el futbol de estos tiempos, donde los equipos se preocupan mas por no recibir goles y tratar de en alguna contra ganar el partido, no podemos dejar afuera de los analisis a los arqueros. menos al mejor del mundo, que mundo? del universo! agustin marchesin ja ja

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s