Palito, bombón… precarizados

.

Los primeros días de julio encontraron al SICAMM –Sindicato de Cadetes, Motoristas y Mensajeros- nuevamente en la lucha. Esta vez se trata de la defensa del puesto laboral de un trabajador, recientemente despedido por la patronal de Heladerías Grido.

.

La ciudad de Mar del Plata se distingue mediáticamente por sus teatros de revistas y sus playas en pleno repunte veraniego. Por fuera de esa parafernalia, el flagelo de la desocupación y precarización laboral azotan en la Feliz. Y es que la temporada turística se sostiene con la explotación de miles de ocupados que trabajan largas horas en lugares de dispersión, casas de comida, tiendas, negocios de todo tipo y colores. Las grandes empresas también usufructúan esta modalidad laboral, engendrada en una estructura económica – social típicamente neoliberal.

Contra lo dicho anteriormente es que los trabajadores motoristas se han organizado, pariendo una nueva herramienta gremial: el SICAMM (ver nota de COMUNA: “Esas motos que van a mil”). Diversas luchas los han tenido como protagonistas, y hoy nuevamente hacen frente en defensa de fuentes laborales.

A principios del mes de julio, la patronal de Heladerías Grido concretó un nuevo despido a un repartidor de una de sus sucursales. Desde el SICAMM comunicaron que se trataría de un “despido discriminatorio”, ya que el trabajador es un afiliado al gremio. Al mismo tiempo manifestaron, a través de un comunicado, que el despido se efectuó “luego de que el trabajador realizara distintos reclamos en vinculación a sus precarias condiciones de trabajo.” En este sentido expresaron que “el repartidor damnificado había reclamado a la patronal con el fin de revertir las adversas condiciones de precarización en las que se encontraba: no registración de la mitad de la jornada, lo cual indefectiblemente alteraba su salario real; y el reconocimiento por ciertas actividades que iban más allá de la labor de ‘delivery’, tales como limpiar el salón y atender al público que acudía a comprar al local”. En la misiva se señala que la empresa no entrega ninguna facturación de compra, evadiendo, de este modo, el pago de impuestos.

En diálogo con COMUNA, Bruno –integrante del Sindicato- manifestó que “el conflicto sigue sin ser resuelto, dado que la patronal no cedió en ninguno de los reclamos”. Por otra parte señaló que “aun no hemos decido ninguna medida, dado que el diálogo sigue abierto”. Vale señalar que se acudió a una instancia de mediación en el Ministerio de Trabajo de la Provincia, pero el propietario de Grido -Miguel Jufresa- no se presentó.

Si bien la reivindicación más inmediata es la reincorporación del trabajador despedido, desde SICAMM sostienen que “no nos vamos a quedar callados ante la aberrante precarización laboral en la que ciertas empresas subsumen cotidianamente a los trabajadores”. Además expresan enfáticamente una consigna que se siente en millones de trabajadores de todos los ámbitos y gremios: “¡Basta de precarización laboral!”.

.

Viejo Verde

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s