Cultura de la clausura

.

La escena se repite casi todos los fines de semana. Cualquier mortal que habite esta ciudad podrá comprobarlo. Se multiplican los cierres, las denuncias, la yuta en la calle, los patrulleros en la puerta. Los lugares cierran, los lugares no abren. Son los mismos: los que cierran y clausuran, los perseguidos, los denunciados como los históricos bares y boliches que con el correr de los últimos años también han sufrido el paso represivo. Hablamos de una ciudad tradicional con todo el significado de esa palabra. Una ciudad conservadora, una ciudad represiva.

.

El relato no resultará novedoso, no obstante vale traerlo a colación. Hace un par de días se inauguró un nuevo espacio para las propuestas artísticas locales en el nuevo sitio del under –palabra al parecer molesta- marplatense. Nevermind, también conocido como el “antro” ubicado en las calles Moreno y San Luis es un espacio molesto. Molesta, así se considera a la cultura por fuera de los cánones establecidos. Lo under, lo contracultural, lo otro. Lo denunciable, lo repudiable, lo moralmente deleznable, lo “clausurable”.

Este espacio, el pasado viernes, se engalanó con una gran variedad de intervenciones artísticas simultáneas. Pintura, teatro, música, arte en todas sus formas. “Artistas del under”, la camada joven del arte marplatense por fuera del circuito establecido. La etiqueta de under se entiende bajo muchos términos, y no muchas veces de la mejor manera. Quedemos en que la función nucleaba a gran cantidad de artistas, realizando su arte en vivo.

La velada finalizó, una vez concluido el último número musical. Pero, la noche finalizó con la llegada de una comitiva de drogas ilícitas al espacio en cuestión.

Pasaron y, solicitando documento a los allí presentes, comenzaron a revisarnos. Buscaban el elemento que posibilitara la clausura y el éxito del operativo. No encontraron nada, no se llevaron a nadie, pero el bar terminó clausurado. La escena se repite, el panorama no es nuevo: Nevermind como uno de los lugares que nuclea un público joven y rockero sufre las acometidas de las denuncias y los operativos cada fin de semana en estos últimos tiempos.

Repito: El panorama no es nuevo, al centro –este espacio polémico donde se ubica “Never”– lo manejan los vecinos y sus influencias políticas. El némesis del rockero en cuestión. No es joven y sus intereses son otros. Es la cara de Mar del Plata que aparece todos los fines de semana con sus denuncias y clausuras. Los motivos pueden ser varios, quién sabe qué nuevas prácticas juveniles le molestarán al vecino en cada oportunidad. La gente tomando en la calle, la gente fumando en la calle, la gente caminando. El eterno dilema de ser joven en una ciudad de viejos. La eterna reivindicación del rock, aquella que en un glorioso tema de mediados de los 60’s The Who supo sintetizar: “Espero morir antes de volverme viejo”.

En definitiva el pedido es el mismo. Mar del plata, la que antaño supo tener una movida en extremo rica, hablando de rock o de cualquiera de las otras prácticas por fuera del circuito hegemónico, cada vez más muestra su cara de quietud y ancianidad. Los jóvenes aparecen cada vez menos y son cada vez más perseguidos. Los lugares que cierran, la cultura de la clausura.

.

La clausura y la represión se multiplican

.

.

Mar del Plata clausura toda posibilidad de cultura alternativa. Pero ahora también se encuentra totalmente repleta de agentes de las instituciones represivas del estado. Más de 500 policías de la bonaerense y alrededor de 200 efectivos de Prefectura llegaron a la ciudad. La medida no fue impulsada para prevenir los crímenes contra los trabajadores y las clases populares o combatir el crimen organizado, el narcotráfico y la trata de personas. Lejos de llevar adelante propuestas que modifiquen las problemáticas estructurales de la sociedad –como la situación del trabajo, la educación, la salud y la cultura- los gobiernos eligen desplegar el aparato represivo por toda la provincia.

.

Dr. Groove

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s