Arte a la calle

.

Los estudiantes del IPA y del Polivalente de Arte comparten hoy no sólo el edificio donde cursan, sino el reclamo por las malas condiciones en que se encuentra. Según sus declaraciones, continuarán la lucha hasta obtener respuestas concretas y como hasta ahora: realizarán sentadas, cortes, marchas y manifestaciones artísticas.

.

Desde hace años, tanto el IPA como el Polivalente de Arte carecen de todo tipo de mantenimiento edilicio. La lucha que llevan adelante en conjunto nace a partir de compartir estas mismas carencias. El martes 11 de junio los estudiantes de ambas instituciones educativas realizaron un corte de calle en la puerta del IPA. COMUNA mantuvo comunicación con dos de las participantes de la manifestación, en representación tanto del IPA como del Polivalente de Arte.

.

¿En qué consiste la medida y cómo se gesta?

IPA: La medida consiste en que el Polivalente se quede acá realizando una sentada y nosotros (los del IPA) movernos hacia la municipalidad. Entonces así teníamos dos puntos de corte y los dos obviamente estamos luchando por lo mismo. Por ahí hay pequeñas cosas que no tenemos en común, que sería que el IPA tiene los cursos superpoblados y no tenemos profesores, mientras el Polivalente no tiene esos problemas. Por eso por ahí nosotros hinchamos más las bolas con eso (risas). Pero el inicio del reclamo es el mismo.

El IPA y el Polivalente están compartiendo edificio en este momento, entonces la lucha es por la educación pública en general, por mejores condiciones edilicias, por educación más digna. Particularmente ¿cuáles son los problemas edilicios más concretos?

Poli: Principalmente el problema es la salida de emergencia, que la escalera está toda rota, oxidada, sin escalones. Por lo cual si hay un incendio es más seguro que te tires por la ventana que bajes por esas escaleras. Y después en el segundo piso hay goteras enormes. Por otro lado, los baños, como siempre.

IPA: Lo que pasó con la escalera de emergencia es que antes de que se hagan las tomas en todos los colegios, vinieron a verla. Nosotros, el IPA, empezamos las clases recién en mayo, porque no teníamos lugar físico ya que somos más de mil alumnos y no entramos. Y además tenemos horas compartidas: de 16.3 a 18.3 el establecimiento lo comparten el Polivalente y el IPA. Entonces la solución que nos dieron fue un anexo para el IPA. Nos dijeron que se iba a hacer la escalera y aulas por la calle Santa Fe, porque hay un espacio que no se está usando. Hablaron de un plazo de un mes para empezar con dichas construcciones. Como siempre nadie vino, nadie hizo nada. Ahora dieron un nuevo plazo de dos meses, pero seguimos esperando. Como siempre nunca hacen nada. Yo soy alumna del Poli en un principio y me pasé al IPA a la noche. En 2010 hicimos la marcha de los pañales porque no andaba ningún baño. Ahora por suerte andan dos o tres (risas). La cuestión es que cuando los arreglaron lo hicieron por arriba. Entonces las cañerías se siguen tapando, se siguen clausurando baños, los tanques de agua no funcionan, hay un baño de hombres que no tiene agua directamente. Es como si no hubiesen arreglado nada, seguimos con el mismo problema.

¿Qué solución posible ven?

IPA: Hace unos años, cuando teníamos los mismos problemas de hoy, nos ofrecieron otro edificio (al Polivalente) pero no quisimos porque era en la ruta 226 y la verdad es que acá estamos en pleno centro y se puede construir acá también. Se puede arreglar y podemos seguir compartiendo. Estaría buenísimo que se haga un colegio y un instituto, pero es imposible. A diez años que se haga… los aplaudimos. Pero como sabemos que no se puede, está bueno que se arregle y sigamos conviviendo en el Instituto, que es hermoso y tiene una historia increíble.

Ante esta falta de respuestas ¿cómo van a seguir esta medida de lucha?

Poli: Pacíficamente y artísticamente, con sentadas y marchas. Pero la toma no es una opción para el establecimiento. Incluso hicimos una asamblea para definir si se tomaba o no y salió por mayoría que no se iba a tomar ni ahora ni en el futuro. Así que el Polivalente no se va a tomar -“ni el Poli ni el IPA”, agrega su compañera del IPA, entre risas-.

IPA: Nosotros tenemos pensado seguir haciendo manifestaciones afuera, sentadas en el Consejo… tenemos que seguir con la lucha, siempre. Eso no se va a parar, nunca. Venimos hace un montón de años luchando y tenemos que seguir luchando. Ahora nos van a hacer aulas… pero los baños siguen con el mismo problema, tenemos cargos superpuestos, no nos dan profesores, tenemos materias que son sumamente importantes para la carrera en las que no tenemos profesores y tenemos que recursarlas. Hay un montón de problemas que ya van con el Consejo Escolar del tema pedagógico que no se hacen. A un nene que va al jardín no podés dejarlo sin maestra, a nosotros que vamos a ser docentes, tampoco. Ese es otro motivo por el que luchar.

¿Cómo se organizan tanto IPA como Polivalente?

Poli: El IPA y el Poli tienen centro de estudiantes, que por suerte se mueven y pueden organizar cosas en conjunto ya que el establecimiento es uno sólo y no tendría lógica que ambos peleen por separado con el mismo fin. Así que tenemos la suerte de estar unidos en ese sentido.

IPA: El IPA no tenía centro de estudiantes. Tuvo el año pasado, pero se disolvió. En eso estamos más atrasados que el Poli. Pero por suerte armamos una lista, se votó, así que tenemos el Centro de Estudiantes, tenemos el CAI con quien estamos trabajando juntos. Hay muchas otras instituciones que se nos sumaron así que buenísimo para seguir todos juntos. Cuantos más somos, mejor. Como dijo ella, con la toma no estamos de acuerdo.

Muchas gracias

Ambos: De nada!

Y que triunfe la lucha…

.

Gris Topo y Unicornio Azul

Falsas promesas

.

Nuevamente varias organizaciones sociales confluyeron frente al municipio el día 29 de mayo. Exigieron al gobierno municipal una solución definitiva a las diferentes problemáticas laborales que atraviesan. Las autoridades no cumplen con los compromisos acordados, algo que viene ocurriendo reiteradamente desde diciembre pasado.

.

En el marco de una lucha que los movimientos sociales de Mar del Plata vienen llevando desde diciembre del 2012 –ver “Siete días y siete noches”, “Prometen todo pero no te dan”, “No quieren subsidios, quieren trabajo”, “Trabajo, quiero trabajo”, “Trabajo, vivienda y lucha”-, el miércoles pasado concentraron frente al municipio para exigir respuestas definitivas. COMUNA dialogó con Damián, integrante de la organización Movimiento Trabajo y Dignidad, perteneciente al Frente Popular Darío Santillán-Corriente Nacional, para que nos cuente cómo sigue el conflicto.

DSC05115

.

¿Por qué están concentrando las organizaciones de Mar del Plata nuevamente frente al municipio?

Estamos concentrando nuevamente con el mismo petitorio de hace 6 meses. Por el plan de las viviendas que se están construyendo, por el laburo de OSSE porque todavía tenemos muchos compañeros sin trabajar. Estamos reclamando que se firmen los contratos de los muros de contención de las más de 50 viviendas que están construyendo las distintas cooperativas. Y continuamos pidiendo también por el plan Argentina Trabaja. Hay pocas respuestas por parte del municipio. Empezamos en diciembre con 4 acampes y un corte de ruta y aun no encontramos solución. Nosotros en todas las medidas hemos llegado a algún acuerdo; pero ellos, estos acuerdos, cada vez los van cumpliendo menos. Seguimos con las distintas organizaciones sociales reclamando lo que nos corresponde por derecho.

.

 DSC05125

.

¿Cómo piensan seguir ante la falta de solución por parte del municipio? ¿Piensan que van obtener alguna respuesta concreta?

Esperemos que cumplan las promesas que ellos mismos hacen. Nosotros muchas veces nos vamos con muchas promesas y después tenemos que volver porque no se cumplen. Y ellos salen a decir que nosotros no queremos nada y nosotros levantamos los cortes cuando llegamos a algún acuerdo, pero después tenemos que seguir saliendo a la calle porque incumplen todo. Junto con las demás organizaciones vamos evaluando el día a día, viendo si cumplen o no para ver qué medida de lucha llevamos adelante.

Muchas gracias Damián.

Gracias a ustedes.

.

Gris Topo y Violeta Porro

Temporada de lucha. Episodio Piloto: “La toma”

.

Las tomas de colegios, las movilizaciones, asamblea y marchas son algunas de las medidas que llevan un mes de vigencia en la ciudad de Mar del Plata. La escuela de Educación Secundaria Nº 1 situada en las calles Maipú y Uruguay, conocida como “La Piloto”, es uno de los establecimientos tomados por los estudiantes que vienen reclamando mejoras edilicias y la entrega del mobiliario.

 .

COMUNA se acerco a la institución para dialogar con los estudiantes. Ante la pregunta de por qué la medida de fuerza las respuestas fueron contundentes: “las aulas, los techos no están en condiciones; hay techos que se están por caer, el gimnasio está quemado y necesitamos respuestas y nadie nos da respuestas, entonces llegamos a la decisión de, por medio de asambleas de alumnos, tomar la escuela”

Los estudiantes afirman que fueron varias las reuniones que tuvieron con el Consejo Escolar de la ciudad pero que las respuestas no llegan. “Íbamos a viajar a La Plata, pero junto con el resto de los colegios decidimos que no lo haríamos porque nos extorsionaban con bajar las medidas de fuerza es decir, las tomas; entonces por asamblea decidimos que no íbamos a viajar. Hicimos movilizaciones y nos juntamos con el resto de los colegios tomados y nos estamos ayudando entre todos”

“Esto es una protesta y como en toda protesta hay gente que está a favor y otra que está en contra” aseveró una estudiante ante la pregunta por cuál era la postura del resto de la institución y de la comunidad ante la mencionada situación. “De la escuela la mayoría de los profesores comenzaron estando en contra y ahora son ellos mismos los que organizan asambleas. Por ejemplo, el fin de semana pasado hubo un abrazo solidario a la escuela y fue organizado por los profesores. Ayer hubo asamblea en la escuela y vinieron muchísimos padres que están interesados y pudimos llegar a varios acuerdos”.

Existe organización, convicción en lo que hacen y perseverancia. Son los propios estudiantes los que se encargan de la limpieza de la institución todos los días desde que ocupan el colegio. Asimismo, continúan con sus actividades formativas. “Hay talleres y nos organizamos en grupos porque el colegio es muy grande y necesitamos colaboración de todos los que estamos acá adentro. Los talleres son culturales y cuando terminan las actividades nos ponemos a ordenar y a limpiar. También pintamos bancos, aulas y pasillos. A la mañana cuando nos levantamos nos dividimos por grupos, unos limpiamos el salón de actos, otros la puerta de entrada, otros el patio, las aulas, etc. Nos ayudamos entre todos”

.

DSC02930 copiar

.

Los estudiantes conocen de las promesas que no se cumplen y aseguran que “hasta que no tengan respuesta o garantías de que comenzarán las obras en la escuela no vamos a levantar la toma”. Saben lo que quieren y conocen su derecho a protestar. Mientras tanto, proyectan próximas movilizaciones a la Municipalidad como modo de continuar visibilizando la situación por la que reclaman.

El viernes 9 de la mañana los estudiantes de la Piloto estarán realizando un festival para toda la comunidad en la plaza de la escuela. Mostrarán, en contra de quienes los juzgan como caprichosos, que continúan trabajando y estudiando. Los propios talleres que por estos días vienen auto-organizando serán los encargados de llenar el festival de murgas e intervenciones culturales.

Compartimos una galería de fotos tomadas por Dr. Zoidberg que muestran las condiciones en que se encuentra la Piloto:

.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

.

Gris Topo y Naranja Mecánica

La base de una nueva cultura

.

El 25 de mayo se realizó la Jornada Nacional de Lucha por la Cultura Popular y Autogestiva en el marco del Encuentro Nacional de Espacios Culturales Autónomos (ENECA). En la ciudad, dicha actividad se efectuó en el Centro Cultural América Libre a partir de las 19 horas con diferentes presentaciones.

.

La jornada, reivindicativa de una cultura popular y autogestiva, fue una de las tantas  actividades desarrolladas a nivel nacional por el  ENECA desde su conformación. Además de Mar del Plata, participaron espacios culturales autónomos de Córdoba, Catamarca, Capital Federal y Santa Fe, entre otros lugares. Cada uno en su región tomó el 25 de mayo como un momento importante para la cultura popular dándole una perspectiva “entendida desde la resistencia”.

El Centro Cultural América Libre y la organización social Los Sin Techo -que juntos forman el Movimiento 15 de enero- son parte del ENECA desde sus inicios y son los anfitriones de la actividad en Mar del Plata. El cronograma anunciaba el comienzo a partir de las 19 con una charla titulada “Cultura y organización popular en el 1800”. Continuaba  con la presentación del Grupo Mamáfrica -percusión y danza africana como mensaje-, luego candombe, la murga La Despelotada, un monólogo acerca de la resistencia, un  grupo de música bossanova y como cierre una milonga llamada “El tango como una cuestión plebeya”; todo enmarcado dentro de la jornada.

.

1

.

Para compartir el desarrollo del cronograma se encontraban presentes integrantes de la Casa de la Cultura Los Compadres del Horizonte, pertenecientes a la Corriente Popular Juana Azurduy. Quienes nos comentaron que  “en Capital Federal  la actividad se realizó en Parque Lezama porque es uno de los pocos parques que quedan sin enrejar en la ciudad y que está próximo a ser enrejado”.  Además se pretendió visibilizar con esta acción colectiva los distintos intentos de desalojo en todo el país, principalmente en Capital Federal. Integrantes de la Corriente Popular Juana Azurduy afirmaron que “la gestión de Mauricio Macri tiene como objetivo la privatización de los espacios públicos, acallando la cultura popular”. Aunque fuera de CABA se suman las tentativas de desalojo, como es el caso del Centro Cultural El Birri de Santa Fe, Olga Vázquez y Mar Azul.

Mientras transcurría el evento, hablamos con algunos de los participantes del ENECA:

¿Cómo surgió la organización de este encuentro a nivel nacional?

Después del 2001 se empezaron a construir desde abajo espacios de resistencia y también de prefiguración de prácticas  sociales, entre las cuales surgieron muchos espacios culturales. Muchos se han diluido en el camino, a otros se los ha cooptado el kirchnerismo y otros quedaron dispersos a lo largo y ancho del país. Y uno de los objetivos de este espacio, que empezó como un encuentro pero ahora intenta ser un movimiento, es que tengamos un punto de articulación para intercambiar y construir a partir de las diferencias. Nosotros construimos a partir del consenso de base, si no hay consenso no se avanza más de los acuerdos que se han logrado. Es una nueva forma de hacer política donde la cultura es una instancia que no pasa solo por  lo artístico, por tener una biblioteca o hacer apoyo escolar; sino que sea una forma de relacionarnos y creemos que este espacio contribuye a una nueva forma de hacer política desde abajo.

¿Cuándo se produjo el primer encuentro? ¿Cómo se vienen organizando desde entonces?

El primer ENECA se realizó en el año 2009 en Mar del Plata bajo el objetivo general de articular entre los espacios culturales que  trabajamos de manera autónoma a los gobiernos de turno. El ENECA fue consolidándose como organización a partir del preencuentro donde se establecieron los ejes de debate y en el encuentro en sí, proyectar difusión y coordinación de actividades por región. Este año se implementó la modalidad de postencuentro para realizar un balance de actividades programadas y promover el próximo encuentro, que en este caso será para la segunda mitad del año.

.

3

.

Actualmente más de 20 espacios culturales autónomos de todo el país encuentran en el ENECA un sistema de organización que los aglutina. Tal vez cada uno con diferente panorama político, pero con el mismo objetivo de “luchar por una cultura popular que se base en la igualdad y la solidaridad.”

.

Gris Topo y Violeta Porro

“Una transformación política y de poder”

.

El pasado jueves 16, Nestor Pitrola –candidato a Diputado Nacional por el Partido Obrero en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores- desembarco en Mar del Plata. Lo hizo en el marco de una Asamblea Abierta del PO, que lo tuvo como disertante. El fin de la actividad fue la de empezar a  instalar y dar fuerza al FIT como alternativa en la ciudad. COMUNA dialogó con Pitrola sobre la policía comunal, la reforma de la Justicia y el movimiento estudiantil en Mar del Plata.

 .

¿Qué opinión tienen sobre la propuesta del intendente Gustavo Pulti acerca de la creación de la policía municipal?

En primer lugar, me gustaría compartir una reflexión sobre el problema de la inseguridad: es una bandera permanente de la derecha y un tema que la izquierda elude. La izquierda parece confinada a denunciar,  lo cual es absolutamente natural, la característica represiva de los aparatos de seguridad respecto de las luchas populares, el espionaje, los procesamientos a los luchadores. Perfecto, ¿pero el problema de seguridad de los vecinos? Ese se lo dejamos a la derecha. Y es un error, porque el problema de la seguridad forma parte de la descomposición social capitalista y la izquierda revolucionaria tiene que intervenir en el debate, en los movimientos y fijar nuestra propia salida. Esta es la primera reflexión que quiero hacer y creo que en eso el PO viene haciendo un esfuerzo, una elaboración y una intervención en vastísimos movimientos, en muchísimas localidades donde hay muchos movimientos autoconvocados y que dos por tres se transforman en puebladas contra las comisarías. En el movimiento popular hay una cierta conciencia de la responsabilidad de la propia fuerza de seguridad y de la justicia en el amparo del delito organizado y en la promoción del negocio del delito. Este es un primer aspecto. En todo momento hemos sido contrarios a las leyes Blumberg que tomo el kirchnerismo, que hoy se reputa progresista. Por favor, Kirchner tomo el paquete en mano todas las leyes Blumberg (de agravamiento de penas y de penalización de la juventud, de mano dura) que no resolvieron el problema de la inseguridad y que se  ha agravado desde que se aprobaron las leyes Blumberg.

La segunda cuestión que quiero mencionar es que cuando se afronta el problema de la inseguridad se pide más policía, más patrullero, intervención de gendarmería en problemas de seguridad interna. Es decir, la cantidad de fuerza represiva que va aumentando. Esto de tener una nueva policía además de la gendarmería, la federal y la bonaerense, es una experiencia en parte recorrida con la policía “bonaerense 2”, que fue un completo fracaso. Es un aparato paralelo que recoge la mano de obra desocupada de la corrupción de la bonaerense. Y este es el camino que esta destinado a recorrer este proyecto comunal de Pulti. Creo que un ejemplo emblemático lo tenemos con la Metropolitana de Macri. ¿Qué papel ha jugado en la Capital?  Ha tomado los peores elementos, como fue toda la cúpula del Fino Palacios, que quedo afuera, pero quedaron todos los demás y son los responsables de los muertos del Indoamericano, de la reciente represión del Borda, en estos días de la represión de la Cooperativa Mom, que ocupaban los gráficos. Es un aparato más de represión al movimiento popular pero el problema de la inseguridad en CABA sigue intacto.

Entonces, primer tema, nos oponemos a la creación de esta policía y a un tarifazo en las tazas municipales para financiar a esa policía. Ahora ¿que hacemos? Esto plantea nuevos debates. El problema de la inseguridad debe partir de una transformación política y de poder, donde se tienen que romper todos los lazos desde el poder político, la justicia y las fuerza de seguridad en el amparo del gran delito, el narcotráfico, los desarmaderos de autos, la trata de personas, las redes de prostíbulos. Están acá los grandes negocios, que incluso esta cauterizado: esta comisaría se ocupa de tal negocio, la otra de tal otra. Hasta se llegaron a vender los ascensos a comisarios de acuerdo al lucro de cada una de las zonas que ocupa una comisaría. Si no desmontamos esto, estamos reproduciendo lo que lleva a la inseguridad. Luego la juventud explotada, el joven que no tiene perspectiva, es tentada con la droga y por la propia policía para obligarla a delinquir. Cuantos Luciano Arruga hay que por negarse a delinquir para la policía encuentran la tortura, los golpes o la muerte en una comisaría. De manera que nosotros nos planteamos desmantelar este aparato represivo que tiene una fuerte sobrevivencia incluso de miles de policías de la bonaerense que vienen de la época de la dictadura. Desmantelar este aparato y constituir una policía de seguridad ciudadana que este bajo control de organizaciones de derechos humanos, de organizaciones populares. Absolutamente selecta para cubrir la función de seguridad en un Estado de otro tipo, con otro contenido social. Naturalmente, si vos me decís si vamos a esperar esto del Estado de Scioli, de los Casall o de Cristina Kirchner o de la alianza de las fuerzas políticas patronales, te digo que no. Requiere una transformación social. Luego el problema de la inseguridad tiene que ver con la descomposición social, con la degradación de las condiciones de vida, con la falta de perspectiva de trabajo. La degradación, en este punto, de la Argentina en los últimos 30 o 40 años, es una expresión viva de ese cuadro. El capitalismo en su descomposición somete a capas enteras de la población a la miseria más absoluta y lucra con la introducción del delito.

Ustedes plantean el debate de la democratización de la seguridad, que tiene que ver con que la policía esté bajo control obrero o popular. ¿Esto tiene que ver con la sindicalización de la policía para conquistar la conciencia de la clase?

No, porque estos planteos de democratización y sindicalización de la policía –manteniendo los mandos verticales al servicio de un gobierno de clase como el que tenemos- terminará en un grupo de burócratas y arribistas que van a explotar un nuevo aparato sindical, como ya en parte existe, y que van a hacer una contribución mas del mismo aparato. No hay democratización de la policía, sin un cambio del contenido del Estado. La centroizquierda plantea el problema de democratizar la policía,  no estamos de acuerdo. Del mismo modo que no se puede democratizar la Justicia, en el cuadro del Estado que tenemos. Es una verticalización de la Justicia. Esto es lo mismo. Primero hay que modificar el contenido social del Estado, para que exista una fuerza de seguridad ciudadana de otras características. Este es el planteo de la izquierda revolucionaria. La centroizquierda y demás tratan de arreglar lo inmejorable, de emparchar un capitalismo que es imparchable. Es una salida anticapitalista la crisis de la inseguridad.

¿Cuál es la posición del Partido Obrero con respecto a la Reforma Judicial recientemente sancionada por iniciativa del kirchnerismo?

Lo primero que quiero remarcar es que el Partido Obrero y el Frente de Izquierda van a hacer una viva oposición. La crisis de la Justicia recién empieza, vamos por una crisis de poderes, tenemos el problema de la elección del Consejo de la Magistratura. Esto recién empieza. Vamos a sostener una aguda crítica, pero desde un ángulo de la clase obrera y de la izquierda. En absoluto vamos a tener una posición de concordancia con esta idea de la unidad de la oposición para enfrentar la subordinación de la Justicia al kirchnerismo. Porque esa unidad de la oposición, de los Binner con los Macri, que abarca todo el espectro opositor del país y buscando unificarse en una sola lista; tiene un contenido absolutamente reaccionario. Es la unificación de la oposición por derecha. Es la idea estratégica de un Capriles en la Argentina, que Binner la ha planteado ya cuando se dieron las elecciones en Venezuela y en distintos momentos. Nosotros tenemos una posición antagónica a esa y criticamos la reforma kirchnerista de la Justicia, que es una verticalización para subordinarla al poder personal de Cristina Kirchner en función de los intereses capitalistas que está defendiendo el gobierno. En primer lugar blinda al Estado con la eliminación de las cautelares frente a las demandas populares, civiles, de jubilados, etc. Cristina dice que el Estado no quiebra, pero dice que si le paga los juicios a los medio de millones de jubilados en juicio, el Estado quiebra. Entonces, ¿quiebra o no? Entonces que deje las cautelares, que son un instrumento de la Justicia para defender los intereses populares, de un inundado, de una victima de un accidente ferroviario. En segundo lugar, colocan Cámaras intermedias nombradas por el kirchnerismo o el poder de turno, como la del Fuero Laboral y Previsional, que van a taponar estos tipos de juicios. Después tenemos el artículo 17 es un ataque al derecho a huelga y de protesta popular, porque le da al Estado la cautelar que nos quitan a nosotros frente al Estado. Se la resguardan para ellos, para que mediante una medida cautelar, remover una manifestación popular. De inmediato un juez puede ordenar su desalojo, para proteger cautelarmente en interés de los que tenían que pasar por una calle cortada, por ejemplo. Es un  ataque que está en regla con la Ley Antiterrorista, el Proyecto X, los procesamientos –como lo de los compañeros presos del Ministerio de Educación-. Es decir que se está preparando un Estado de excepción, frente al hecho de que la crisis capitalista llega también a la Argentina con toda la fuerza mundial que tiene.

En el contexto de que ahora votan los jóvenes de 16 años – con una fuerte movilización estudiantil en Mar del Plata-, de ajuste sobre los trabajadores, que vienen organizándose en asambleas de base y disputando a la burocracia, ¿Cómo viene desarrollándose la campaña del PO en el FIT? ¿Cuáles son las perspectivas en las elecciones venideras?

Nosotros hemos sido partidarios del voto de la juventud, para sumar un instrumento de lucha contra la tercerización laboral, por la educación pública, por todos los problemas de la juventud, contra la represión, por el acceso a la cultura. Esto es absolutamente clave. Pero para nosotros un joven no es un voto. El eje nuestro es la organización de la juventud alrededor de un programa socialista, su politización. En ese sentido damos un ferviente apoyo al movimiento de los jóvenes marplatenses que se organizan para luchar por la educación pública. Creemos que es lo contrario a lo que hace La Campora, que además no casualmente se opuso, a las tomas de los chicos, que jugaban algún papel en las tomas contra Macri. La educación pública se defiende en todo el territorio del país. No importa si es Macri o Scioli. La Campora se refleja como un intento de estatizar la juventud. Nosotros apoyamos esta lucha, luchamos por la politización de la juventud, por su formación en un programa socialista, y desde ese ángulo llamaremos a votar al Frente de Izquierda en agosto y octubre.

.

Viejo Verde y Gris Topo

Trabajo, vivienda y lucha

.

El miércoles 8 de mayo, a partir de las 10 de la mañana, cooperativas de trabajo de diversas organizaciones sociales de la ciudad confluyeron en un acampe frente a la municipalidad, reivindicando dos derechos primordiales: vivienda y trabajo.

.

Las organizaciones populares de Mar del Plata vienen librando una lucha, palmo a palmo, contra los diversos estamentos gubernamentales por vivienda digna y trabajo genuino (ver nota de COMUNA: Trabajo, quiero trabajoSiete días y siete noches). Es así que las cooperativas del MTR, MTD en el FPDS – CN, Polo Obrero, CCC, Barrios Unidos En Lucha y Los Sin Techo en el Movimiento 15 de Enero, comenzaron un proceso de lucha que incluyó un acampe frente a la Municipalidad por 48 horas. Las organizaciones denuncian y responsabilizan tanto al Gobierno Municipal como al Nacional de no implementar políticas para el mejoramiento de las condiciones laborales, ni para resolver el problema habitacional en la ciudad.

COMUNA tuvo la oportunidad de dialogar con integrantes de tres organizaciones participantes de la medida:

¿Cómo inicia el conflicto y cuál es el estado actual en el marco del acampe frente al Municipio?

Alejandro (Polo Obrero): En todo el distrito se está implementando un único programa  de construcción de viviendas, producto de nuestra lucha. Se desarrolla en el Barrio El Martillo. Se está promediando la construcción de las viviendas pero si no se reajusta el presupuesto asignado no se podrá finalizar. Reclamamos un reajuste del presupuesto  y una nueva tanda de viviendas. Quiero destacar que este es un plan en dos etapas -de 52 viviendas en cada una- en una ciudad que tiene un gran déficit habitacional, en donde más de 12.000 familias no tienen casa. Este programa está en peligro porque la inflación ha aumentado los costos y por lo tanto no se puede concluir. Y también reclamamos más planes de vivienda para los marplatenses. Junto con esto está la problemática de la situación laboral. Son alrededor de 1.300 trabajadores los que realizan distintas tareas en el municipio en condiciones de precarización laboral; y están siendo traslados de un programa que se llamaba Programa de Integración Social (PrIS) a la modalidad  del Plan Argentina Trabaja. En este traspaso no está confirmada el alta de estos trabajadores. Hace meses que se inició el trámite y todavía no hay una confirmación de que estos 1.300 trabajadores precarizados de Mar del Plata vayan a poder continuar en estas condiciones. Y también estamos reclamando por las mejoras salariales y laborales que tienen que ver con este plan.

Maru (MTR): Ya hace varios meses de esta situación y hasta el día de hoy nos encontramos trabajando en las cooperativas sin contrato de trabajo. Y además sin saber de qué se trata el Plan Argentina Trabaja, es decir, sin saber qué trabajo vamos realizar, cuál es el presupuesto para materiales, herramientas, ropa y demás. A la situación de precarización laboral que ya veníamos padeciendo se suma esta situación de  inestabilidad.

Hace unos meses estuvieron acampando en reclamo por el mismo conflicto, es decir, que todavía no tuvieron ninguna respuesta concreta del gobierno.

Alejandro: No, no. Hay conquistas parciales que a veces conseguimos. Pero hay compromisos del Estado Municipal y Nacional que no se concretan. Los dos ejes de esta movilización no se resuelven porque no hay una política para resolverlos, me refiero al tema de la vivienda y la precarización laboral. Lo que parece ser parte del paisaje de la ciudad, que es el reclamo nuestro delante de la municipalidad tiene que ver con que no hay solución a este problema. Es más, se agrava todos los días más allá de pasos que vamos dando en la lucha. Por ejemplo, gracias al reclamo que venimos haciendo se han construido más de 100 viviendas para familias que no las tenían, estas son conquistas importantes pero parciales. Sin embargo, los planes de vivienda como el Plan Federal de Viviendas están cancelados. Con un compromiso de construir 2.200 viviendas- después de casi 10 años- solamente se han construido 800, ya no hay más planes y hay de 12.000 familias anotadas. Es decir, que lo que se ha construido no ha alcanzado a cubrir la demanda del crecimiento vegetativo de la población, eso explica los reiterados reclamos que nosotros hacemos.

Hoy a la mañana los recibieron algunos funcionarios ¿Cuál es la apreciación en torno a esa reunión y cuál fue la respuesta que les dieron frente al conflicto?

Alejandro: En esa reunión con algunos secretarios del Municipio, que se concretó alrededor del mediodía, se les trasladó este reclamo. En todo el petitorio no hay una respuesta satisfactoria por eso es que permanecemos acá. No es que reclamamos que haya diálogo, el tema es que no hay respuesta, no hay solución. No hay, ni por parte del Estado ni del Municipio, una iniciativa que tienda a resolver estos dos graves problemas que estoy señalando.

Maru: Los distintos funcionarios se tomaron un cuarto intermedio para ver qué respuestas nos daban y todavía no hubo ninguna.

¿Con qué funcionarios se reunieron?

Damián (MTD): Con Alejandra Urdampilleta, Martín Aiello y Servera. Hasta el momento, ninguna respuesta. En realidad no tienen respuesta a nada y sabemos de la falta de voluntad política para resolver las cosas por parte del Gobierno Municipal.

¿Qué contempla el petitorio?

Maru: Más puestos de trabajo, aumento de salario, si es que se le puede llamar salario a esa remuneración, y básicamente mejores condiciones de trabajo, tanto en Argentina Trabaja como en la construcción de viviendas en el Barrio El Martillo; más viviendas porque la necesidad va en aumento y trabajo, también en viviendas.

¿Cómo está la situación  del MTD con respecto a las cooperativas?

Damián: Tenemos nuestra cooperativa armada desde hace dos años, pero sin ningún puesto de trabajo asignado por parte del Municipio. Y hoy le estamos reclamando que no se cierren los puestos de Argentina Trabaja, había cierta cantidad de cupos y nos encontramos con que hay un recorte en la cantidad, por lo tanto no nos da la posibilidad de ingreso al programa.

¿De qué manera va a continuar  la medida?

Alejandro: El compromiso de la lucha de parte de las organizaciones que estamos haciéndolo es mantener un reclamo con permanencia, que lógicamente vamos evaluando permanentemente cómo evolucionan las negociaciones y vamos evaluando cómo continuar. En principio vamos a mantenernos acá hasta que haya alguna respuesta a alguno de los reclamos que estamos haciendo.

Maru: Nos vamos a quedar hasta tanto no tengamos una respuesta en la situación laboral en que nos vemos afectados. Si seguimos acá o no, depende mayormente de la respuesta que nos dé el municipio y del que tenga la decisión política de darnos una solución a nuestras demandas.

¿Algo más que quieran decir?

Damián: La decisión también es de los compañeros, si están conformes con lo que nos puedan llegar a ofrecer. Todos los compañeros están decididos a aguantar la medida de lucha por la fuente de laburo, que es lo más importante.

Maru: La necesidad existe. Y en un país donde la inflación sigue creciendo día a día, vemos que el intendente hoy se reunió en el Barrio El Martillo para anunciar la supuesta consulta por la policía comunal, y mientras tanto sigue sin haber solución a la demanda concreta de trabajo.

Muchas gracias compañeros.

A ustedes.

.

Luego de 48 horas el acampe se levantó, dado que se avanzó en la efectivización de varios trabajos en El Martillo, por ejemplo muros de contención, red de cloacas y agua corriente. Las organizaciones estarán a la espera de las novedades que puedan presentarse sobre la confirmación de unos 1.300 puestos de trabajo en el Programa Argentina Trabaja y la entrega de materiales para la construcción de los barrios.

.

Viejo Verde y Violeta Porro

Nueva policía, ¿nuevos hábitos?

Desde hace un tiempo un proyecto del Gobierno Municipal, a cargo del intendente Gustavo Pulti, viene generando algunos debates al interior de la sociedad marplatense. Se trata de la creación del cuerpo policial municipal, que serviría de refuerzo en la batalla por la “seguridad” junto a las diversas fuerzas provinciales y nacionales. Para charlar sobre este tema, nos acercamos a Brown y Tucumán, lugar donde se emplaza Tribunales. Allí, en el cuarto piso, nos recibió Juan Tapia – Juez de Garantías del Juzgado Nº 4- para darnos algunos indicios sobre el proyecto.

.

Comentanos cuál es el estado actual del proyecto y quiénes son los autores e impulsores del mismo.

Todavía es muy incipiente la propuesta. Incluso, hasta donde sé, no hay un proyecto redactado para presentar. Lo que se presentó es el equipo técnico que se va a encargar de desarrollar la iniciativa y que va a poner en marcha e implementar inicialmente este proyecto, en caso de que la consulta popular a realizarse en mayo dé positivo en la creación de la Policía Municipal. Lo que hay actualmente es un plebiscito, un equipo de técnicos que diseñarán el proyecto, que ya se está elaborando para la discusión en el Consejo Deliberante, para saber de qué se trata. Porque mucha gente es difícil que decida por si o por no, lo mismo los legisladores a favor o en contra, sin un esqueleto que determine funciones, objetivos, atribuciones, financiamiento, capacitación, etc.

Entonces, todo eso no está elaborado todavía.

No, se está formalizado, tiene que ser materializado en un instrumento que se ponga en consideración de los que lo tienen que resolver. Hasta lo que se pudo observar ya hay algunas líneas y pensamientos de este grupo de académicos, que encabeza Alberto Binder.*

¿Cuál es, a tu parecer, la razón o los motivos que dan inicio a este proyecto? ¿Por qué ahora?

Intuyo que las razones parten de un diagnóstico que tiene que ver con dos ejes: ineficacia de los cuerpos policiales de la bonaerense y la vinculación con la ilegalidad. En Mar del Plata se advierten esas dos problemáticas con casos concretos. Por un lado en la ciudad ha habido en los últimos años diversos casos de gatillo fácil, también se ha notado en la zona; Balcarce tuvo un caso paradigmático. Por otro lado miembros del Poder Judicial han hallado casos de causas armadas, generalmente hacia personas en vulnerabilidad que no tenían modo de reclamar ante órdenes de allanamientos o imputaciones penales en esas causas. También hay hechos gravísimos de corrupción, como el que derivó en la muerte de un comerciante. En este caso la aprehensión de aquellos que luego terminaron confesando la muerte, se saldó con una suma de dinero para los policías y la devolución del arma a los que efectuaron el delito, luego se suscita el homicidio. Asimismo, nos encontramos con hechos gravísimos al interior de la comisaría 3ª, donde un agente provoca a golpes la muerte de un aprehendido en circunstancias muy extrañas. No sólo eso, se reveló una trama de encubrimiento y protección de desarmaderos que forman parte de redes de ilicitudes generalmente lejanas a la intervención policial. El que cae es el que roba un auto, en muchos casos chicos de sectores marginales reclutados para esto. Los que se benefician con ésto tienen réditos económicos y protección policial. Por otra parte hallamos ineficacia en la prevención de determinadas zonas que se puedan considerar conflictivas, donde no hay coordinación con el Ministerio Público Fiscal. Todo esto genera un diagnóstico con la necesidad de un cambio. Un cambio que se pueda construir. ¿Por qué Municipal? Porque permitiría tres cuestiones claves. En primer lugar tenemos la conducción local, que permitiría el conocimiento del territorio y de espacios y que estos no tengan que centralizarse en La Plata; por lo tanto los conflictos de cada distrito y barrio no tengan que ser tratados del mismo modo. En segundo lugar el control de esa fuerza policial, hecha desde lo local no sólo por parte de las fuerzas políticas, sino de participantes de la sociedad civil a través de foros y agrupaciones vecinales. Esto permitiría controlar el modo en que uno de los poderes del Estado ejerce ese control. Por último el respeto por la legalidad, con un fuerte control por parte del Poder Judicial pero también de las organizaciones de la sociedad civil y de los movimientos sociales, que permitan que el ascenso de personal policial y la expulsión de aquellos que cometan ilicitudes sea coordinado desde un ámbito local o un observatorio que controle el desarrollo de la fuerza policial. Una aclaración que me parece muy importante: la cuestión de la seguridad o del delito urbano no solamente va a ser resuelto con más policías o con la policía, todo lo contrario, es una intervención interdisciplinaria y diversa según los factores que intervienen en cada delito. También es importante advertir cómo en el último periodo los medios de comunicación reflejan la cantidad de delitos dolosos que desde Enero se han causado en la ciudad. La existencia de una Policía Municipal es probable que no modifique algunos de esos números, en la medida que esto no venga acompañado de una serie de intervenciones estatales. Pienso en un conflicto interpersonal, de los muchos que forman parte de la estadística de homicidios dolosos en Mar del Plata, donde una persona está armada y causa la muerte de otra, son conflictos que se desarrollan en espacios privados o en espacios en los cuales hay que controlar la proliferación de las armas e intervenir en políticas de desarme.

Es decir, en última instancia, la dirección de esta nueva policía es política, ¿cierto?

Efectivamente.

.

Copia de P1150099

.

¿Y por qué pensás que lo que envuelve a la Policía Bonaerense (corrupción, ilegalidad, etc.) no ocurriría con esta nueva fuerza Municipal? ¿Quiénes formarían a los nuevos efectivos?

En principio se piensa en una formación local. A futuro se podría pensar, si se extiende a otros municipios, la  formación de institutos que coordinen determinados municipios. Pienso que habrá que intervenir fuertemente sobre los institutos de capacitación de personal policial. Me refiero a la Academia, para la formación de una cultura policial distinta. Pero no solamente sobre la capacitación inicial, sino en los momentos posteriores en los que un funcionario policial entra en otras funciones. Muchas veces una buena formación académica es corrompida con prácticas de superiores o de gente que está anquilosada, que tiene prácticas vinculadas a la corrupción.

¿No crees que se trate de un problema estructural de la institución?

Sin dudas. Hay una cuestión previa que es el ejercicio del poder y lo que ello implica. Hay una película que llevo a la Facultad: “El experimento”. En la misma se reclutan 8 personas de la calle para entrar en un juego donde algunos son penitenciarios y otros reclusos. Ahí se demuestra cómo el ejercicio de poder va modificando a los que son sometidos como a los que someten. Eso tiene que ver con la naturaleza humana. Más allá de que uno pueda enfrentarse a ellos, lo que tiene que hacer es buscar mecanismos de control para que ello pueda ser revertido y para ir desechando aquellas manzanas podridas, para que eso no sea estructural. Que sean casos individuales y no la estructura la que esté corrompida como hoy pareciera ser, como demuestra los estudios de aquellos que avanzan sobre la Bonaerense.

En este sentido, ¿para vos, es posible la democratización de la policía?

Por lo menos es un desafío ineludible de quien pretende no mirar a los costados y mirar la raíz del problema. Pero insisto en un aspecto: el cambio no debe hacerse sólo en la Academia y la formación de esa cultura, sino también la posibilidad de un control local. Implica que la ciudadanía pueda, con el voto, hacer responsable a quien conduzca a esa fuerza que hoy es difusa, ya que la responsabilidad está en otro lugar y en el camino se pierden las responsabilidades políticas. También permitiría que el intendente que tenga a su cargo esa policía, tenga a la ciudadanía evaluando su gestión. Hay una manera de controlar mucho más eficiente que el actual.

Sin embargo, de una parte hasta hoy, se han profundizado los mecanismos de control en las distintas sociedades, también se profundizó en la represión y criminalización de la protesta y el gatillo fácil. Se podría pensar al revés: que los mecanismos de control refuerzan la desigualdad social que origina el conflicto.

Si, pero se podría pensar al revés desde el punto de vista que eso ha permitido visibilizar prácticas y comportamientos que permanecían ocultos. Estas prácticas antes se concretaban pero por ausencia de estos organismos de control y denuncia no salían a la luz. No es que los organismos de control creados hayan aumentado esas prácticas, sino que han logrado visibilizar un modo de estructurar una fuerza en base a parámetros vinculados con la ilegalidad misma. Esto dicho por el ministro anterior de la gestión de Ricardo Casal, que expresó que la Bonaerense reclutaba jóvenes del conurbano platense para la comisión de delitos. Una denuncia extremadamente grave. Se ha manifestado claramente en la provincia y en La Plata, particularmente, con acciones judiciales que no tenían consecuencias jurídicas adecuadas, como encontrar a los responsables de esas prácticas

Recién nos decías que uno de los aspectos positivos de la creación de la Policía Municipal es el control ciudadano. La Policía Metropolitana, en Capital Federal, tiene en lo formal esa condición, pero al mismo tiempo está controlada por ex – jefes exonerados de la Federal. ¿Cómo se fiscaliza el ejercicio del control sobre la nueva fuerza?, ¿cómo no se cae en una nueva Metropolitana?, además considerando los antecedentes donde observamos un fuerte intento de militarizar la ciudad, con Prefectura en las calles y las cámaras de vigilancia, con el argumento de derecha de “más policía más seguridad”. A eso le sumamos que las fuerzas de Metropolitana y Federal han actuado en conjunto en casos de represión, por ejemplo el caso del desalojo en Parque Indoamericano. El interrogante es ¿cómo no se vuelve una Metropolitana más la policía local?

Los interrogantes y desafíos son diversos. Uno no puede apoyar sino críticamente estas iniciativas, teniendo en consideración experiencias pasadas. Un aspecto a no repetir es reclutar a funcionarios exonerados, sobre todo si están involucrados en hechos de gravedad, como encubrimiento en atentados, persecución y escuchas a organizaciones y personas.

Ahí entramos nuevamente en la cuestión política de la dirección del poder…

Desde ese punto de vista, uno apunta a que las personas convocadas, con Alberto Binder y equipo a la cabeza, son personas con trayectoria en la defensa de los derechos humanos y han tenido una capacitación en la puesta en marcha de reformas judiciales democráticas en Latinoamérica. Sería importante que ellos puedan permanecer no sólo durante el período de consolidación del proyecto, sino monitoreando y controlando las prácticas cotidianas. En segundo lugar, el desafío es que los sectores progresistas asuman una política de seguridad democrática. Nadie puede negar que hoy los sectores que más sufren el delito son las capas populares, las franjas más desprotegidas. Ellos no pueden pagar seguridad privada, ni rejas o muros que dividan la ciudad del resto.

Los que, por portación de cara, son detenidos por la policía…

Absolutamente. Los que sufren la violencia tal. Pero también el delito común causado por otros ciudadanos. En consecuencia hay que diseñar un programa de protección de esos derechos. Me parece clave que esto pueda funcionar de la mano de un estudio de campo permanente sobre las zonas de conflictividad puntuales. Es distinta la preocupación del vecino de Los Troncos que tiene miedo de que le roben el auto, a la preocupación de un laburante de otro barrio donde existe una bandita protegida por la policía. No es lo mismo el delito en ciertos lugares en términos de alarma social, al delito cometido en ciertas franjas que representa una respuesta ciudadana  de alarma mucho más grave. Muchas veces el problema que tenemos desde los sectores progresistas es que pretendemos, desde lo discursivo, remarcar que esas demandas son punitivas, populistas o de mano dura. Frente a eso no construimos un programa alternativo. Ese es el desafío que debe darse, aún con todos los riesgos o experiencias que uno pueda advertir. Ese mapa del delito debe ser construido por gente capacitada en la materia, que no tienen que ser policías ni abogados, sino sociólogos o trabajadores sociales que puedan definir las áreas en las cuales es necesario intervenir desde lo ambiental a lo social.

.

Copia de P1150170

.

¿Se sabe dónde se va a hacer la escuela de policías?

No. En principio ya hay una escuela de policías funcionando, de modo tal que sería razonable que algunos de esos recursos la Provincia lo ceda a la Municipalidad, tanto como los convenios con las facultades, como es el caso de Derecho con la capacitación en Derechos Humanos. Otro desafío, en ese sentido, será la coordinación con la Policía Bonaerense.

¿No creen que pueda desatarse un problema de territorialidad entre las fuerzas?

Es un desafío. Poder intervenir en esos territorios y que esta nueva fuerza pueda denunciar las prácticas que hoy permanecen ocultas, que gran parte de la ciudadanía conoce pero no denuncia. A su vez que pueda servir para desarticular negocios y actividades ilícitas que benefician a alguien, no necesariamente a los capos policiales. Este proyecto debe ser analizado a largo plazo para su evaluación. El riesgo está que frente al primer hecho violento, haya una contramarcha que vuelva a este proyecto a foja cero.

Muchas gracias por recibirnos

A ustedes.

 .

El proyecto es encargado por el Ejecutivo Municipal a Alberto Binder, un especialista en la materia. Él mismo diseñó un proyecto de reestructuración de la Bonaerense, luego del caso de José Luis Cabezas. Proyecto que quedó estancado por los cambios de las conducciones gubernamentales.

El debate está instalado. Por supuesto los interrogantes son muchos. Pero también las certezas: más de 3000 jóvenes -en su mayoría pobres- han sido asesinados en casos de gatillo fácil por las diversas fuerzas policiales (ver “Yo sabía que los mató la policía“), otros miles son detenidos y torturados en comisarías y cárceles, miles desaparecidos en redes de trata donde no falta la connivencia policial, comisarías enteras implicadas en redes delictivas. La cuestión no atañe meramente a unos efectivos, sino a la estructura que los contiene. Hay una consigna que marca esta idea de manera contundente: no es un policía, es toda la institución.

 .

*Binder es abogado, director del CEPPAS -Centro de Políticas Públicas para el Socialismo-, Miembro de la Comisión Directiva del Instituto Latinoamericano de Seguridad y Democracia (ILSED) y miembro fundador del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales (INECIP).

.

Naranja Mecánica y Viejo Verde