La mordaza burocrática

.

Corte de calle, paro de actividades y silencios. Una jornada en la que muchos obtuvieron declaraciones menos los medios alternativos de la ciudad.

 .

Camiones recolectores cortando el paso, pilas de basura quemándose y cerca de 100 trabajadores de la empresa 9 de Julio pintaron el paisaje del nauseabundo centro de la ciudad este miércoles 21. El paro de actividades y la manifestación se realizaron debido a la falta de renovación de contrato con dicha empresa de recolección, la cual conllevaría la pérdida de empleo de todos los trabajadores.

.

Fotografía: Esteban Ferreyro

Fotografía: Esteban Ferreyro

.

Cerca de las 5 de la tarde, mientras terminaban de cocinarse unos choris, los trabajadores hicieron una asamblea para notificar las novedades y resolver cómo continuaba el conflicto. En búsqueda de un vocero oficial las únicas declaraciones que COMUNA pudo conseguir fueron que ninguno de los trabajadores presentes estaba autorizado a dialogar con la prensa. Y es que los únicos que tenían potestad de la palabra eran el Secretario Gremial Marcelo Aparicio, que no se encontraba en el lugar, y el Secretario Gral. Adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, quien estaba en Buenos Aires.

Por la noche, en comunicación con Buenos Aires, se llegó a un acuerdo y la medida de fuerza fue levantada, anunciando la ordenanza que prorroga el contrato con la empresa por los próximos 12 meses.

De todas formas, pudimos obtener algunas imágenes que les dejamos a continuación, con las que los trabajadores se mostraron conformes.

.

Fiesta Negra

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos: Esteban Ferreyro 

.

Cuba linda, libre y loca

.

No puede negarse que es un pequeño trozo de mundo algo más amigable que gran parte de él. Una especie de burbuja en la cual, al atravesarla, puede palparse una realidad bastante permeable. Las relaciones son fácilmente forjables: tanto las más profundas y duraderas como las más superfluas y transitorias. Las charlas viran entre lo ameno y lo ríspido, como si el viento las condujera. Los finales obvios e inevitables de aquellos tratos pasajeros suelen estar cargados de ofensas, aunque quizás también de gratos recuerdos. La simpleza, la solidaridad, la simpatía, la destreza a la hora de la salsa, la buena relación con el ron, el nivel de machismo un tanto elevado, la educación cinco estrellas, el apoyo siempre presente hacia la revolución y la admiración por el Ché… permiten que Cuba sea una isla llena de magia.

Las calles visten una arquitectura deteriorada por fuera y algo más refaccionada por dentro. Las pinturas del Ché, las frases de los combatientes que los identifican, las estatuas de José Martí especialmente pero también de todos sus héroes, las banderas cubanas, los museos que recuerdan en cada provincia la historia de ella en la Revolución, los Chevrolet de los ‘50 siempre hermosos; ilustran de manera pintoresca las calles de La Habana y de cada pueblo de la isla.

El pueblo cubano es sumamente generoso a la hora de la conversación. Si bien no es lo que la gran mayoría manifiesta, resulta estar bien dispuesto a una charla -incluso- acerca de política de aquí y de allá. Las críticas de los cubanos para con la realidad actual de su paisa suenan como ecos. El restricto acceso a internet, el “cerco” que padecen en relación a la información política, la imposibilidad concreta de salir del país, el estancamiento de la economía; son los puntos más sobresalientes a la hora de responder a la pregunta ¿Qué opinás de la situación actual de Cuba? Lo cierto es que hoy la isla está atravesando un proceso de cambios para nada menor. Pero las exigencias buscan resultados visibles inmediatos. Que eso suceda en ese tiempo es casi imposible. Los cambios que se proyectan arriban lentamente aún no satisfacen a un pueblo hambriento de conocer lo desconocido.

El reclamo por el acceso a internet es unánime. Muy pocos cubanos pueden disponer de dicho servicio. Aquellos que sí pueden acceder lo logran generalmente como consecuencia de tener un trabajo que lo requiera, por ejemplo la docencia. No se ven los comunes “cybers” casi en ningún lugar, mucho menos internet en sus domicilios. Y si alguno se interpone en el camino, no deja de asombrar el costo altísimo que tiene. Por otro lado, las páginas web a las que se puede ingresar están reguladas por el Estado. Una herramienta tan virtuosa como de tan difícil llegada a los cubanos. Uno de los cambios que aparecen en los planes del Estado tiene que ver con resolver esta problemática, con la multiplicación de los “cybers”. Es probable que lo siguiente sea reducir su costo para generar el real acceso de todos. Muchos sostienen también que “el bloqueo” si bien genera determinados impedimentos para alcanzar algunos objetivos, se ha transformado en una excusa para argumentar la existencia de todas sus demandas.

Salir de su país ya es legal para los cubanos. La crítica, ahora, es similar a lo expuesto anteriormente, a un mayor nivel: la imposibilidad material de hacerlo. Claro está que la igualdad que marca la sociedad es la que no les permite aún obtener el dinero suficiente para poder concretarlo.

.

3. Imagen 918

.

A diferencia de hace unos años, la juventud vuelve a encontrar espacios nocturnos por los cuales poder deambular, bailar, escuchar música ó simplemente tomar algo entre amigos. No existen límites horarios restrictos y pocos espacios impiden fumar, a la vez que las bolas de humo tampoco existen. Y si un bar o un boliche no te sienta bien: siempre está el malecón donde poder ir a tomarse un ron entre amigos: el clima siempre juega a favor en Cuba.

No vamos a mencionar el tema drogas, basta con saber que la marihuana es palabra prohibida en la isla. Treinta años de prisión para quien le encuentran un “porrito” ¿será suficiente? Con los extranjeros resulta un poco -¡sólo un poco!- menos severo. La realidad es que la poca marihuana que se consigue tiene dos características: fea y cara.

Lo cierto es que el pueblo cubano vive realmente en una sociedad en la que la brecha no es para nada semejante a la que separa a los argentinos, por ejemplo. No existe gente que viva en la calle, ni que muera de hambre, ni que sea asesinada por la policía. No existe delincuencia, porque las necesidades básicas están cubiertas. Influye también aquí la solidaridad del pueblo.

En relación a la falta de información política de lo que ocurre en Cuba, también hacen hincapié y es otra de sus quejas. Además de esta carencia, tienen una imagen de lo que ocurre en otros lugares del mundo muy parcial y que dista de la realidad, más allá de la posición política de cada uno. Argentina es, para ellos, una panacea donde se vive bien, donde no hay pobreza y donde cualquiera puede viajar. Cristina es para ellos la personificación de aquello.

Pese a todas las demandas que revelan no manifiestan un odio hacia Fidel Castro, mucho menos hacia la revolución. De ningún modo quieren capitalismo, sino por el contrario pretenden vivir en un sistema como el actual aunque con algunos cambios.

Las críticas que hacen -relatadas anteriormente- se presentan con un nivel de enojo bastante elevado. Pero la cara de sorpresa y espanto cuando escuchan el relato de un argentino que cuenta sobre la calidad de vida en dicho país, es indescriptible. No asimilan rápidamente que la gente use la mitad de su sueldo en pagar un alquiler, que un colectivo salga lo que sale, que haya quienes mueren de frío cada invierno, que exista la pobreza, los muertos a causa del hambre, que la policía no sea un ser amable digno de respetar como a cualquier otro. Es allí cuando el enojo se va de sus gestos, para que el asombro se apodere de ellos. Porque pese a las críticas verdaderas que se le puede hacer al sistema, existe un socialismo en Cuba. Socialismo que al que deben cuidar para que el proceso de cambios los lleve por rumbos acertados y consecuentes con la revolución.

A continuación, les dejamos una galería de imágenes de la Isla que incluye fotos de La Habana, Varadero, Santa Clara, Cienfuegos, Trinidad, Santiago de Cuba y Baracoa.

.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos: Carmen Fanjul

por Unicornio Azul

26 de junio, una fecha distinta

.

No fue la crisis. Lo sabíamos, pero el descaro de los medios corporativos dio lugar a la miseria. A la miseria más miserable. Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, dos jóvenes militantes, piqueteros, desocupados, luchadores, se encontraban en las filas de seguridad de una movilización que pretendía cortar el Puente Pueyrredón. El piquete era (es) por excelencia una medida para interpelar al poder político y a la sociedad en general. Los noventa y el menemato evidenciaron esto. En otro momento hablamos de eso. Como decíamos, Darío y Maxi se apostaban para la seguridad de una movilización importante, donde se demandaba trabajo digno y mejores condiciones de vida. Ni más ni menos. Esta medida formaba parte de una serie de resoluciones desprendidas de la Asamblea Nacional de Trabajadores ocupados y desocupados, realizada en el Polideportivo José María Gatica de Avellaneda. Varios Movimientos de Trabajadores Desocupados (MTD’s) de diferentes localidades de conurbano y barrios de Capital Federalse hicieron presentes. Días previos Eduardo Duhalde –por entonces presidente de la Nación- y su gabinete, entre los que se encontraba el inefable Aníbal Fernández, venían advirtiendo que utilizarían todos los instrumentos del Estado, naturalmente represivos, para replegar la movilización. No se trataba de una simple advertencia. En las inmediaciones del Puente Pueyrredón las columnas de la CTD Aníbal Verón, el Movimiento Teresa Rodríguez, Barrios de Pie, MIJD, Polo Obrero, MTL, FTC, Bloque Piquetero Nacional, se apostaban, desde diferentes puntos, para concretar el corte. Cuando se movilizaba a fin de converger todas las organizaciones, un cordón policial impedía la confluencia de las mismas. La prepotencia de las fuerzas policiales provocó a un enfrentamiento con las organizaciones. A partir de allí lo conocido. La expresión más viva de un Estado represor por naturaleza se manifestaba aquel 26 de junio de 2002. Gases lacrimógenos, balas de goma y de plomo, carta blanca para matar. La cacería a los activistas se extendió largo rato. Las fuerzas policiales –Bonaerense, Federal, Prefectura, Gendarmería y agentes de la SIDE- persiguieron y dispararon a quemarropa. Incluso llegaron a “reventar” locales partidarios, el Hospital Fiorito y domicilios particulares en búsqueda de manifestantes. La persecución llegó hasta la estación de trenes de Avellaneda (hoy rebautizada “Darío y Maxi”). Allí, en el hall de la estación, la policía ultimó a Kosteki. Santillán, junto a otro compañero, se detuvo a socorrer al militnte caído. El brazo extendido de Darío, imagen/fuerza que se convertiría en símbolo de la solidaridad de los de abajo, pretendía contener la brutalidad policial. Pero no sería suficiente. Salió corriendo, y unos metros después Darío es cobardemente asesinado por la espalda.

Cada 26 de junio, la calle nos convoca a seguir dando pelea por transformar la sociedad. Tal como lo hicieran, al punto de entregar sus vidas, Darío, Maxi y tantos caídos en las luchas populares. En diferentes puntos del país son miles los que se movilizan reclamando justicia por la Masacre de Avellaneda. Mar del Plata no es la excepción. El pasado miércoles 26, un acto con posterior movilización se concretó en la capital de la desocupación. Desde las 16 hs. se fueron concentrando – frente a la Municipalidad- las diferentes columnas de las organizaciones, entre las que se encontraban el Frente Popular Darío Santillán – Corriente Nacional, la Coordinadora Votamos Luchar, Movimiento 15 de Enero, Partido Obrero, Colectivo de Filosofía, TER, MIR, Frente Antirrepresivo, HIJOS, Unidad – CEPA, PTS y el Centro de Estudiantes de Humanidades. La marcha se llevó a cabo por Av. Luro hasta el Puente de las Américas. Allí se dio lugar a la lectura del documento unificado por las organizaciones convocantes. En el mismo se denunció que a 11 años de la Masacre, de Duhalde a los Kirchner, sigue impune el crimen de Santillán y Kosteki. Asimismo se explicitó la situación de judicialización y represión a la protesta social, que tiene en su haber un listado de asesinados por luchar y 6000 procesamientos a luchadores populares; los casos de gatillo fácil y los desaparecidos forzados; la lucha contra la precarización laboral y la desocupación, por viviendas dignas, por educación y salud para el conjunto de los trabajadores y el pueblo. Por otro lado se pasó revista por las responsabilidades políticas de la Masacre, dando cuenta que ningún funcionario político aún ha sido procesado por los asesinatos y la represión del 26 de junio de 2002. Todo lo contrario, algunos de ellos siguen siendo funcionarios del kirchnerismo. Es el caso de Aníbal Fernández, quien era Secretario durante la presidencia de Duhalde y mano derecha del “Cabezón”. También nos encontramos con Carlos Soria, responsable de la SIDE, quien falleció sin haber sido juzgado. Recordemos que Soria fue designado por el oficialismo a la candidatura para gobernador de la provincia de Río Negro. Parte de la responsabilidad le cabe al por entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires, Felipe Sola, hoy diputado nacional por el Peronismo Disidente. No quedan afuera Juan José Alvarez – ex Secretario de Seguridad de la Nación-, Alfredo Atanasof –ex Jefe de Gabinete y actualmente diputado nacional por el bloque de Francisco De Narváez-, Jorge Capitanich –ex Jefe de Gabinete, predecesor de Atanasof, y hoy gobernador por el FPV de la empobrecida provincia de Chaco-. Asimismo se señalo a los funcionarios duhaldistas Genoud, Oscar Rodríguez y Vanossi. Por otro lado se pasó revista por los responsables materiales de aquella jornada sangrienta, de los cuales 8 fueron llevados a juicio, entre ellos, el comisario Alfredo Fanchiotti y el cabo Alejandro Acosta. Estos fueron condenados a prisión perpetua por los asesinatos, pero gozan de beneficios. Al grito de ¡Darío Santillán, presente!, ¡Maximiliano Kosteki, presente!, y luego de algunas intervenciones de las organizaciones presentes, los manifestantes marcharon nuevamente para el Palacio Municipal.

Seguimos sosteniendo, no fue la crisis lo que asesinó a los militntes. Clarín, que osó titular la tapa de la tirada del 27 de junio de 2002 de este modo, fue otra de las armas con las que contó Duhalde. Esta vez no se trataba de replegar la movilización –léase, reprimir-. El papel de Clarín y los grupos de comunicación concentrados fue ni más ni menos que el de deslindar la responsabilidad política en la Masacre de Avellaneda. Y por deslindar, léase encubrir a Duhalde y su gobierno. Se habló de enfrentamiento entre “facciones” de las organizaciones piqueteras, y por otro lado apuntaron las responsabilidades a las fuerzas policiales, como si las acciones de las mismas no dependieran de directivas políticas. A la canallada de los medios, se suma la de algunos dirigentes del “campo popular” (las comillas son intencionales). Es el caso de Luis D’ Elia, en ese entonces al frente de la Federación Tierra y Vivienda –integrante de la CTA-, impulsaba una política de negociación con el duhaldismo, junto a otras organizaciones como la CCC. Al contrario de los MTD’s, D’ Elia se sumaría al coro conspirativo que pretendía hacer de las victimas, victimarios.

Lejos están Darío y Maxi de los que han mancillado la historia, en función de conservar, o constituir, privilegios de poder. Y si hablamos de Maxi y Darío, tenemos que hablar de todos los Santillán y Kosteki, las Teresa Rodríguez y los Víctor Choque, los Aníbal Verón y los Javier Barrionuevo, que siguen construyendo, con firmeza y  pacientemente, algo distinto. ¿Distinto a que? Distinto a los que pretenden hacer de las balas la respuesta definitiva a la organización y la lucha de los de abajo. Distinto a quienes pretenden callar con la represión el grito desesperado del hambre y la desocupación. Distinto a los aparatos políticos que se han regenerado, una y otra vez, y que no hacen más que legitimar el estado de las cosas. De eso distinto, creado desde abajo y batallando diariamente, estaremos rindiendo el mejor homenaje a Darío, Maxi y todos los caídos. ¿Y donde nos veremos? ¡En la lucha!

Compartimos dos galerías de fotos realizadas duante la marcha en Mar del Plata:

.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos: Carmen Fanjul

.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos: Angie Barbadillo

.

por Viejo Verde

Este cuerpo es mío

.

“No llores más

sensible, pero fuerte.

Hay que luchar.”

Amanda Godoy y Andrea Jurado,

Un haiku contra la violencia de género.

Durante la tarde del 19 de junio en el Complejo de la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP) que se ubica en la intersección de las calles Funes y Peña se realizó una jornada cultural contra los abusos sexuales que vienen sucediendo hace tiempo en dicha institución y sus alrededores. Distintas organizaciones y algunos Centros de Estudiantes denunciaron esta situación y exigieron medidas preventivas urgentes. La principal intención, remarcaron los organizadores, es “romper el silencio y organizarse para enfrentar contundentemente la violencia de género”.

Una exposición fotográfica, la lectura de un documento y el silbatazo simbólico fueron algunas de las actividades que formaron parte de la jornada, acompañadas con la venta de café y tortas y bandas sonando en vivo. También se efectuó una intervención en la cual los participantes eran fotografiados con carteles que expresaban lo que significaba la violencia de género para cada uno. Aparecieron el miedo, la dominación, el patriarcado y la indiferencia, entre otras, como manifestaciones de los retratados.

.cuerpo

.

Los manifestantes exigieron a las autoridades municipales y de la UNMdP medidas urgentes para prevenir los abusos. Por otro lado, resaltaron que estas medidas deben excluir totalmente la participación de cualquier tipo de fuerza policial como parte de la solución.

 La propuesta presentada enumera las siguientes reivindicaciones; mejor iluminación dentro del Complejo y en los alrededores, puestos de cargas de tarjetas de colectivos en el Complejo, cambiar las paradas y los recorridos de los colectivos para que todos paren en la puerta del complejo. Asegurar que funcione la triple banda horaria, colaboración de las autoridades pertinentes para dar solución urgente a estas problemáticas. La creación de una comisión de trabajo entre Personal Universitario, Centros de Estudiantes y Rectorado. Y la reapertura de la Fiscalía contra Delitos de Integridad Sexual.

.

A continuación compartimos una galería de imágenes tomadas por Je Grimaldi:

..

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

.

por Gris Topo y Violeta Porro.

Temporada de lucha. Episodio Piloto: “La toma”

.

Las tomas de colegios, las movilizaciones, asamblea y marchas son algunas de las medidas que llevan un mes de vigencia en la ciudad de Mar del Plata. La escuela de Educación Secundaria Nº 1 situada en las calles Maipú y Uruguay, conocida como “La Piloto”, es uno de los establecimientos tomados por los estudiantes que vienen reclamando mejoras edilicias y la entrega del mobiliario.

 .

COMUNA se acerco a la institución para dialogar con los estudiantes. Ante la pregunta de por qué la medida de fuerza las respuestas fueron contundentes: “las aulas, los techos no están en condiciones; hay techos que se están por caer, el gimnasio está quemado y necesitamos respuestas y nadie nos da respuestas, entonces llegamos a la decisión de, por medio de asambleas de alumnos, tomar la escuela”

Los estudiantes afirman que fueron varias las reuniones que tuvieron con el Consejo Escolar de la ciudad pero que las respuestas no llegan. “Íbamos a viajar a La Plata, pero junto con el resto de los colegios decidimos que no lo haríamos porque nos extorsionaban con bajar las medidas de fuerza es decir, las tomas; entonces por asamblea decidimos que no íbamos a viajar. Hicimos movilizaciones y nos juntamos con el resto de los colegios tomados y nos estamos ayudando entre todos”

“Esto es una protesta y como en toda protesta hay gente que está a favor y otra que está en contra” aseveró una estudiante ante la pregunta por cuál era la postura del resto de la institución y de la comunidad ante la mencionada situación. “De la escuela la mayoría de los profesores comenzaron estando en contra y ahora son ellos mismos los que organizan asambleas. Por ejemplo, el fin de semana pasado hubo un abrazo solidario a la escuela y fue organizado por los profesores. Ayer hubo asamblea en la escuela y vinieron muchísimos padres que están interesados y pudimos llegar a varios acuerdos”.

Existe organización, convicción en lo que hacen y perseverancia. Son los propios estudiantes los que se encargan de la limpieza de la institución todos los días desde que ocupan el colegio. Asimismo, continúan con sus actividades formativas. “Hay talleres y nos organizamos en grupos porque el colegio es muy grande y necesitamos colaboración de todos los que estamos acá adentro. Los talleres son culturales y cuando terminan las actividades nos ponemos a ordenar y a limpiar. También pintamos bancos, aulas y pasillos. A la mañana cuando nos levantamos nos dividimos por grupos, unos limpiamos el salón de actos, otros la puerta de entrada, otros el patio, las aulas, etc. Nos ayudamos entre todos”

.

DSC02930 copiar

.

Los estudiantes conocen de las promesas que no se cumplen y aseguran que “hasta que no tengan respuesta o garantías de que comenzarán las obras en la escuela no vamos a levantar la toma”. Saben lo que quieren y conocen su derecho a protestar. Mientras tanto, proyectan próximas movilizaciones a la Municipalidad como modo de continuar visibilizando la situación por la que reclaman.

El viernes 9 de la mañana los estudiantes de la Piloto estarán realizando un festival para toda la comunidad en la plaza de la escuela. Mostrarán, en contra de quienes los juzgan como caprichosos, que continúan trabajando y estudiando. Los propios talleres que por estos días vienen auto-organizando serán los encargados de llenar el festival de murgas e intervenciones culturales.

Compartimos una galería de fotos tomadas por Dr. Zoidberg que muestran las condiciones en que se encuentra la Piloto:

.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

.

Gris Topo y Naranja Mecánica

Legalícenla

.

El pasado 4 de mayo convergió una multitud de personas de todo el mundo con un mismo fin, proclamarse a favor del consumo y la despenalización de la marihuana. La planta milenaria fue prohibida hace sólo un siglo, pero esto no erradicó el consumo de la misma. Se ha desinformado a las personas respecto a sus usos, y se forzó su consumo en privado mediante el abastecimiento que regula una red de narcotráfico que anualmente cobra miles de victimas. Estas redes no podrían manejarse sin la completa complicidad del poder político, policial y judicial. Los negociados en la venta de marihuana, junto con los de otras sustancias, generan cifras millonarias manejadas por pequeños grupos clandestinos. Sin embargo, el Estado -a través de los aparatos judicial y policial- prefiere perseguir y encarcelar a los consumidores, y no a los peces gordos del negocio. En contra de esto, desde 1999 se organiza la marcha mundial de la marihuana donde miles de personas se manifiestan públicamente a favor del autocultivo.

COMUNA estuvo presente en la movilización realizada en Mar del Plata. La misma comenzó a las 13 hs. en Plaza San Martín, frente a la Municipalidad, y duró hasta las 18 hs. aproximadamente. En la misma sintonía que agrupaba a la mayoría de los participantes de la concentración, mediante el vuelo perceptivo ofrecido por el cannabis sativa, nos dimos la oportunidad de hablar con los concurrentes, algunos de ellos miembros de la agrupación de Cannabicultores de Mar del Plata, principales organizadores en nuestra ciudad.

.

DSCN1716

.

Ante la pregunta por la actividad, Pato, uno de los organizadores, nos comenta que “la convocatoria esta buenísima. Venimos acá a organizar un movimiento que en este momento se está dando en 700 ciudades, todo el mundo fumando porro al mismo tiempo y pidiendo lo mismo. Lleva mucho trabajo para la agrupación organizar esto, todo lo hicimos nosotros mediante asambleas, tenemos aquí un stand con  productos medicinales hechos a base de cannabis, remeras a favor del autocultivo, lo hacemos todo nosotros, nos autogestionamos y todo mediante asamblea. Acá lo que decimos es basta de criminalizar al usuario responsable, hay robo de plantas, tráfico de flores, se cae de maduro que la prohibición es totalmente al pedo. Hoy en día la marihuana forma parte de muchas culturas, y esa reunión entre las personas la podemos ver acá: hay buena vibra, hay perros, lleno de criaturas, buena onda, es a lo que se llama y siempre que haya gente que se quiera sumar, bienvenido. “

En cuanto al consumo en Mar del Plata nos comentó que “acá se puede fumar tranquilo por la calle, la justicia es bastante flexible, aunque también te revientan la puerta para sacarte las plantas. Hace poco le pasó a un amigo ex adicto de cocaína. Se abastecía con plantas para no tener que tomar ansiolíticos y prefería recurrir a la marihuana antes que a otros medicamentos. Queremos que se sepa que somos gente normal, común, corriente, como cualquier otra, de todas las clases sociales. En lo personal es una terapia totalmente relajante, se cultiva paciencia.”

.

DSCN1623

.

Respecto a la convocatoria en comparación a años anteriores, Pato nos cuenta que “empezaron 50 personas en la marcha, ahora somos muchísimos más y aprovechamos esto para avanzar y educar a la gente. Hay madres de chicos que vienen a preguntar y nosotros nos preocupamos por eso, por informar. La legalización tiene que ver con estudiar la planta, tener conocimiento de la misma, cosa que hacemos en la agrupación y venimos a difundir acá.”

Cristina, otra miembro de Cannabicultores, nos cuenta que hace dos años está participando de las asambleas, “contenta de que se dé esta organización en Mar del Plata. La primera marcha surge en 2009. Yo participé de la del año pasado y ahora estoy acá también. Se ve mucha más gente. Hay un clima relajado, se ve la manifestación de lo que ha avanzado una sociedad en cuanto a desprejuiciar la marihuana, no se la condena tanto, está más aceptado más allá de que la gente elija consumirla o no.”

Pablo, otro de los organizadores, considera “que estas marchas son muy necesarias, quisiera creer que es un aporte gigante a la causa, a que la ley llegue y terminen las injusticias. En cuanto a la difusión nos expresó que “esto es una vez al año y por eso es importante informar todo lo posible. Tenemos el caso de una mujer de 60 años que se acercó porque el hijo consumía y preocupada empezó a preguntar por las implicancias. Lo mismo con un anciano que pasó, preguntó, y estuvimos explicándole todo el funcionamiento de la planta y su utilización, cuando se fue se pudo ver en un guiño de ojo el resultado de la charla. Muchos ancianos consumen a partir de tintas cannabis para uso medicinal, el derecho a la medicina, a cómo querer curarse uno y dejar de lado las pastillas para dormir, ansiolíticos, es algo que no se le puede negar a nadie.”

.

DSCN1624

.

Rodrigo, ante la pregunta sobre qué pensaba respecto a la actividad, declaraba “me parece que esto deberíamos hacerlo todos los sábados, es increíble la conexión entre la gente, estamos hoy acá todos reunidos, tranquilos, pasándola bien. Hay gente en familia y estamos demostrando que esto no es violencia que no es narcotráfico, ni nada, estamos acá por el autocultivo, porque hay gente que lo necesita de verdad. Que la gente vea lo que es fumar un porro, que no pasa nada.” En la misma sintonía, Lucas, otro de los participantes, nos expresó que “cada año creció la cantidad de gente que viene a la marcha. Según las encuestas tanto cultivo, como robo de plantas, como allanamientos se incrementa año a año rompiendo el record del año anterior, con la marcha se da algo parecido,  muestra de que cada vez más gente cultiva.” Asimismo, Vale nos decía que “hace más o menos 18 años que fumo, mi primer porro lo fumé a los 21. Me gusta porque me relaja, me pone en un lindo estado, me hace sentir que todo es mucho más fácil, fluyo en algunas cosas. Ahora estoy fumando un poco más y estoy interiorizándome al respecto sobre qué es y cómo es, no me parece peligroso para nada y deberían legalizarla para terminar con la mentira del narcotráfico que es una mentira inventada para hacer dinero. Si cada uno tuviera su propia planta sabría cómo fumarla. Hay que desmitificarla, informar bastante, sobre todo a la gente mayor, los jóvenes sabemos que está todo bien. Tiene usos medicinales y si hace mejor por qué ocultarlo.”

Hacia donde se miraba se podía ver gente armando y fumándose uno, se estima que fueron más de 1000 personas las que asistieron, el clima era cálido, el sol brillaba. En los resultados de la concentración se ve la evidencia pública de que fumar un porro no tiene nada de peligroso, de los cientos de fasos que se armaron nunca llegó una ambulancia a llevarse a nadie, ni se vio a la gente pelearse entre sí; más bien se compartía un clima armonioso y tranquilo. Escuchando a las bandas tocar nos despedimos dejando atrás una tarde a favor de la legalización, llevándonos también con ella ese loco y vívido efecto que tanto gusta del porro.

.

Caperucita Roja

.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos: Esteban Ferreyro

La mejor flor, la mejor de la planta más dulce

.

En diálogo con COMUNA Diego, militante de Agrupación Marplatense de Cannabicultores, comentó sobre su agrupación, el cultivo de marihuana, su uso medicinal, la legislación actual y los prejuicios sociales.

 .

¿Cómo se formó la agrupación?

Somos una ONG y se formó con papeles hace un año y medio, a fines del 2011 nos dieron la personería jurídica. Le tuvimos que dar una vuelta porque no puede haber sociedades cannábicas en nuestro país. No puede haber una asociación que tenga como objeto el estudio del cannabis, o que lleve su nombre, porque es ilegal, no puede decir ni cannabis, ni marihuana.

¿Y cómo se llama la ONG?

Nos llamamos “Herboristas Mar del Plata”, el objeto es el estudio y la difusión de plantas medicinales.

¿Dónde funciona la organización?

En Italia y Chacabuco está nuestra sede. Nosotros nos reunimos desde hace cinco años ya. En un principio eran reuniones informales comiendo asado en distintas casas. A partir de ahí empezamos a reunirnos semanalmente y surgió la necesidad de un lugar, para no depender de la casa de alguien. Entonces uno de los chicos que viene de una agrupación anarquista nos ofrecía usar el espacio una vez por semana. Empezamos yendo sin pagar nada, al año empezamos a pagar a medias el alquiler, después los anarquistas no fueron más y nos hicimos cargo del alquiler.

¿Cuáles son los reclamos básicos que tienen?

En realidad lo que hacemos nosotros no sé si es tanto el reclamo. Sí tenemos una parte política, pero sabemos que por ese lado no va a haber un cambio. La ley no va a cambiar porque hagamos presión política. Para nosotros el cambio se va a dar cuando se empiece a naturalizar y se vea en la calle, cuando ya no sorprenda a nadie ver a alguien fumando en la calle, o ver una planta en la casa de un pariente. Yo creo que eso va a hacer que se naturalice tanto que la legislación quede obsoleta y se caiga.

O sea que la función principal sería la socialización de variados conocimientos que tienen respecto a las plantas.

Exacto. Abrimos lunes, martes y jueves. Los lunes hacemos un día abierto para la gente que se quiere arrimar para saber de qué se trata, o al chico que quiere empezar a cultivar y no sabe cómo. También se acerca mucha gente por el uso medicinal. El martes hay reuniones únicamente para socios, y ahí se habla mucho más sobre cultivo, entre gente que cultiva hace mucho tiempo se comparte información y se hacen proyectos de cultivo dentro de la agrupación.

¿Ustedes tienen algún material de difusión?

No, todavía no. Estamos siempre ahí que queremos, pero se complica porque es todo ad honorem, nadie recibe nada. Lo ideal sería abrir todos los días de la semana todo el día, ese es nuestro objetivo.

¿Tienen algún subsidio como ONG?

Nunca hemos tramitado nada, por cuestiones de tiempo. Hay partidos políticos que quizás de arrimarnos podríamos llegar a conseguir algo, pero por ahora nos manejamos con las cuotas de los socios.

¿Cómo se organiza la ONG?

El alquiler sale de la cuota de los socios, que es de $30 por mes. Tratamos de que el cultivador se concientice y por más que no asista siempre que aporte esos $30, que nos ayudan y nos hacen crecer. Por ejemplo, ahora para la próxima marcha que realizaremos a principios de mayo hay que hacer banderas, folletos. También se dedica tiempo, no parece pero el tiempo que se dedica es plata. Ir a la radio, a la tele o al diario; por ahí te llaman para ir el lunes a las 10 y estás laburando.

¿Cuál es la consigna de la marcha?

La marcha es a nivel mundial, el primer sábado de mayo. En realidad se llama marcha porque es el nombre a nivel mundial. Acá es una concentración, en la plaza San Martín, frente a la Catedral. La consigna a nivel mundial es la legalización. Nosotros acá no vamos tanto por ese lado, sino por la naturalización. Tratamos de que la gente se acerque, que sepa que puede pasar un buen rato y que se junta con mucha gente que consume y ni se lo imagina. Sucede que hay gente que dice “no, yo no me quiero mostrar, no le quiero contar a mi familia”, inclusive hasta a amigos. Mucha gente que se sigue escondiendo. Mostrarse ayuda a que se naturalice. Hoy hacemos un taller de hash, es la extracción de la resina de la planta. Los talleres son abiertos, tratamos de hacer uno cada 20 días, algunos los repetimos. Siempre publicamos la información en Facebook.

.

marcha 2013

.

¿De ahí no se sacan las tintas que se usan como calmantes medicinales?

Las tintas las hacemos con alcohol básicamente. Podés hacer tintura, crema o aceite. Hacemos las tres cosas. Para hacer la tintura usás o manicura –las hojitas chichitas que le sacás a las flores, bien resinadas- o las mismas flores. Eso se pone en alcohol, se deja macerar una semana, se filtra y se deja evaporar el alcohol al porcentaje que vos quieras. Eso sería lo más simple y lo más rápido. No termina de estar muy bueno por el porcentaje de alcohol que le queda. En uso prolongado que vemos es acidez, o hay gente que no puede consumir alcohol.

O sea que de alguna manera hacen investigación. ¿Trabaja con ustedes, por ejemplo, algún biólogo?

Sí, hay de todo. Lo que no tenemos todavía es un médico. Había un médico que falleció el año pasado, que les decía a sus pacientes que existíamos y que buscaran por ese lado. Era un especialista en dolor, entonces la gente se arrimaba, pero no sabían dónde caer. Por ahí gente de 70, 80 años que decía “a mí me lo recomendaron, pero ¿tengo que salir a la calle a gritar para pedir?”. Con el tiempo se enteró de nosotros y nos iba recomendando, siempre estábamos por juntarnos pero nunca pudimos hacerlo. Pero estaría buenísimo que un médico se interese en el tema para desarrollarlo.

Ustedes ven medio imposible que cambie la ley. ¿Qué opinan de Uruguay?

En Uruguay todavía no pasó nada, dicen que va a pasar. Acá en Argentina el consumo no está penado, lo que está penado es la tenencia, lo cual es contradictorio porque para consumir primero tenés que tener.

¿Y qué se considera tenencia?

Tenencia es cualquier cosa.

¿Una planta, una pipa?

La pipa es un gran tema. Si te para la policía y vos tenés una pipa no te puede hacer nada. Vos le podés discutir, plantarte y decir “la pipa es mía, no te la llevás”, lo mismo que los papeles, eso es tuyo y no se lo pueden llevar. Eso hay que tenerlo en cuenta, también depende de la situación y las ganas que tengas de pelearte con un policía. La carátula que se aplica casi siempre es ‘tenencia simple’, eso significa que te agarran con algo y la justicia no puede determinar si es para consumo o para venta.

¿Puede ser un porro armado?

Depende el juez que te toque. En Mar del Plata las cosas, dentro de todo, están bastante bien en ese sentido. Al consumidor y al cultivador no se lo persigue, salvo en casos puntuales. Inclusive hoy salió un dictamen de la Fiscalía General Federal sobre una causa de una persona que agarran con seis plantas diciendo que no se lo mantenga detenido porque, por las características del cultivo, no es para comercializar entonces esa persona debería estar libre. Eso es un dictamen de la Cámara de Apelaciones presentado por el Fiscal General Federal, eso tiene mucho peso. Se distinguen los casos de cultivo para consumo propio o para venta.

¿Cómo está la situación en Argentina con los proyectos que se habían presentado?

En Argentina el año pasado se había llegado a una audiencia pública en Cámara de Diputados para que las partes interesadas presentaran y opinaran para hacer una nueva ley. Supuestamente luego de esa comisión tenían que dar dictamen de ley, elaborar un proyecto de ley y pasarlo a Diputados. No se obtuvo dictamen, ni siquiera hubo proyecto de ley, entonces no hay nada que tratar. En mayo como siempre está la marcha y es tiempo de cosecha y hay muchas detenciones, movimiento y se habla más del tema, el gobierno levantó el guante, vio que había toda una movida y llamó a audiencia pública a ver qué pasaba. En la audiencia se presenta gente que está a favor, gente que está en contra, gente objetiva, médicos, la Iglesia, nosotros también fuimos y expusimos nuestros pareceres. El gobierno tanteó, instaló el tema, salió en muchos programas de televisión, vieron que no tenía rédito y dijeron “esto no se trata, no se toca”, y quedó ahí. Este año, supuestamente, a partir de mayo que vuelva a pasar la misma secuencia, que pase la marcha, y si somos un buen número y tenemos peso, se podría volver a hablar del tema. Todo depende del ruido que haga el movimiento cannábico. Yo soy muy crítico, lamentablemente no tenemos peso, no hay nada bien constituído. En todo el país hay dos asociaciones legalmente constituidas, nosotros y en Rosario. Hay muy poca militancia en el tema si hoy en día, supuestamente, el 8% de la población consume, según el censo de 2010 del INDEC. Es poco, aunque depende de la zona, en otros lugares hay mucha más represión. En el norte si te agarran con un porro quedás adentro. Acá eso no pasa.

De fondo es una cuestión de clase porque acá la policía no te para por un porro, el porro nunca fue un problema sino que es la excusa, ¿tienen una posición en relación a eso?

Si, está relacionado con eso. Si vas en una bici, o en moto, gorrita y pantalón deportivo, ya está. Me atrevo a decir que no sería lo mismo si agarran a dos personas de distintas características con la misma cantidad, no pasaría lo mismo. Muy probablemente al pibe que anda con capucha se lo lleven detenido, mientras que a alguien blanco, rubio se lo saquen y le digan “andá a tu casa”. Lo mismo con el cultivo, no es lo mismo que agarren a una persona con un cultivo de cinco plantas en un departamento en el centro que en una zona periférica.

.

b

.

¿Les parece que la naturalización del consumo y del cultivo reduciría esas cuestiones?

Yo creo que sí va a ayudar, pero el que debería hacer el apoyo al cambio es la persona de clase media o de un mejor nivel sociocultural, esa es la persona que debería salir, dar la cara y decir “momento, yo soy profesional y yo también consumo y cultivo”. Yo creo que ahí la clase media se tiene que hacer cargo y salir. Por lo general el más activista es el de clase baja, el de clase media-alta es muy raro que se involucre en el tema. Consume, pero la familia no lo sabe. En la clase baja se naturaliza con la familia, teniendo chicos, y hasta lo lleva con orgullo. Generalmente se ve así.

¿Cómo es la cuestión de la ONG respecto a esta situación, tienen llegada a los barrios periféricos?

No, se nos hace muy difícil por el tema de los tiempos. Sí se nos acerca mucha gente que tiene otros consumos y que dice que gracias a la marihuana han dejado el alcohol o la cocaína, eso pasa un montón. Lo que también pasa es que hay gente que viene acá una o dos veces y no vuelven más, no hay constancia.

¿Cómo entienden ustedes al cannabis? Hay gente que todavía lo asocia a drogas que generan adicción.

Claro, la famosa puerta de entrada, el primer escalón. Eso es una mentira, podemos decir que es más puerta de entrada el alcohol. Es una estupidez tan grande como decir que la gente que consume azúcar también está en la puerta de entrada, porque es un estimulante. No hay nada comprobado científicamente. Lo que nosotros vemos es que la gente que consume marihuana se aleja de las drogas duras. Lo que pasa con la prohibición es que por eso se las asocia. Otro de los puntos es que vas a comprar marihuana y te dicen “no, no tengo, tengo cocaína”, le decís que no, y por varias semanas te dice lo mismo. Llega un momento en que querés consumir algo y el tipo sólo te ofrece eso y lo terminás consumiendo, eso es lo más cercano a esa teoría. Pero lo causa la prohibición, no lo causa la sustancia.

De hecho pasa en barrios pobres el acceso fácil a drogas como el paco, y no tanto a la marihuana.

Por supuesto, también porque es adictivo, una vez que te enganchan ya saben que vas a ser un cliente siempre. Con la marihuana eso no pasa. Yo hace 15 que fumo, por ahí he tenido rachas de fumar todos los días, y hay épocas en que paso un mes sin fumar y no estoy caminando por las paredes ni desesperado por consumir. El clásico cultivo exterior va de septiembre hasta abril, en abril se cosecha, entonces en estos meses hay mucha cantidad de flores, y mucha gente se acerca a compartir su cosecha. Quizás esa gente que cultivó fumó regularmente hasta julio o agosto y consumen muy poco hasta volver a cosechar el año siguiente. No andan desesperados, robando y matando para poder conseguir más marihuana. Hay un montón de gente que tiene una plantita y por ahí fuma los fines de semana o una vez cada tanto. El otro tema de la prohibición que va más allá del cultivo es esa persona que quiere consumir una vez cada tres meses, la estás privando de ese consumo y la estás obligando a meterse en un mercado ilegal, y por ahí es una persona que consume muy esporádicamente. Nosotros creemos que a esa persona hay que darle todas las opciones de cultivo y de compra también. A quienes no tengan un espacio de cultivo o conocimiento para hacerlo y consumen esporádicamente hay que darles la posibilidad de un espacio donde comprar –regulado si se quiere, como los lugares que venden alcohol o tabaco-. Esa persona debería poder arrimarse a un lugar seguro y donde sepa qué es lo que está comprando, que sea de calidad y no le afecte la salud, como sí pasa en el mercado ilegal de tráfico. No todas las variedades de marihuana son iguales, hay algunas que te calman y te tiran a dormir y hay otras que tienen un efecto más activo. Uno debe saber qué está consumiendo.

¿Eso depende del tipo de flores o de cómo la cultives?

Depende de la variedad de la planta que tiende a un efecto en particular, dentro de ese efecto también uno puede jugar un poco según cómo la cultives para que sea más relajante o más activa.

¿En qué países es legal? ¿Holanda?

No, en Holanda no es legal. Lo que tiene es una legislación más flexible, y hay cierta naturalización. Allí se consigue marihuana en los Coffee Shop, pero en esos lugares no se puede vender alcohol, también hay una regulación en cuanto a la cantidad que puede haber en cada local, algo así como unos 100 gramos, nada, que está claro que hay más que eso, pero no hay allanamientos ni nada por el estilo. El impulsor de la prohibición fue Estados Unidos en el año 1936, pero en Nueva York es legal el consumo de marihuana, y en unos nueve estados es legal para uso medicinal, con usuarios registrados. También es legal en Corea del Norte. En Israel es legal el uso medicinal y ahora están viendo si se puede vender sin ningún tipo de restricción. En España se venden las semillas, tiene una legislación muy parecida a la nuestra pero no pasa nada si te agarran consumiendo.

.

“Es justo que los pueblos esperen todo bueno de sus dignos representantes; pero también es conveniente que aprendan por sí mismos lo que es debido a sus intereses y derechos”, decía Mariano Moreno. Si la ley no cambia, deberá cambiar la sociedad, deberá cambiar su modo de ver ciertas cosas. Así como en otros tiempos era impensable que se aceptara el matrimonio igualitario, el trabajo militante logró establecer otras formas de relación. Vemos que la práctica termina instituyendo prácticas. De igual manera deberá suceder con el consumo y el cultivo de cannabis, pero para instaurar esta práctica será la clase media la que deberá hacerse cargo y dejar de lado su hipocresía.

.

Fiesta Negra y Naranja Mecánica

.

Extras:

Facebook: https://www.facebook.com/agrupacionmarplatense.decannabicultores

.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.